Carmelo Asensio: “Hay casi 11 millones seguros para poder llevar a los barrios y generar empleo”

Spread the love

Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza quiere que haya presupuesto el uno de enero de 2015 y que, además, contemple los once millones de euros extra que se pueden destinar a inversiones. Estos once millones seguros salen tras aplicar la regla de gasto impuesta por el Ministerio de Hacienda para los ayuntamientos y comunidades autónomas sujetas a los planes de ajuste. Es decir, que no pueden invertir más del 1,7% de los presupuestos. Pero esta regla de gasto es solo sobre el gasto no financiero, es decir, el dinero municipal que no va a pagar a los bancos.

Zaragoza tiene unos presupuestos para el 2015 de 667 millones. De este dinero, el gasto financiero es de 602, por lo tanto, aplicando el 1,7%, Zaragoza tendría casi once millones disponibles de tope máximo para invertir. “Queremos que este dinero llegue a todos los barrios de Zaragoza. Que se invierta en las necesidades reales que tiene la gente y, al mismo tiempo, que estas inversiones generen puestos de trabajo con el arreglo de calles, equipamientos y pequeñas infraestructuras que llevan más de tres años sin inversión alguna”, afirma el concejal de CHA, Carmelo Asensio.

Este margen financiero de once millones desaparecería si los presupuestos para 2015 se prorrogaran, por lo que CHA va a hacer todo lo que esté en su mano para que la ciudad tenga presupuestos para el año que viene. “2015 puede ser la base para recuperar la economía local, para impulsar sectores que están completamente deprimidos tras siete años de crisis económica y el trampolín para crear empleo. Por eso queremos que haya una propuesta para lograr el mejor presupuesto posible”, concluye Carmelo Asensio.

A estos once millones hay que añadir los 14 millones de euros que se quedan libres para 2015, cuando se terminen de amortizar el 31 de diciembre de 2014 el crédito ICO de la etapa Zapatero para pagar a proveedores. La carga financiera, el dinero que el ayuntamiento destina a pagar créditos se reduciría notablemente con la amortización de este crédito y la refinanciación del otro crédito ICO del gobierno del Estado.