CHA considera inaceptable la supresión de ocho ambulancias convencionales en las comarcas turolenses y trasladar el servicio a los grandes municipios

Spread the love

Javier Carbó, vicesecretario territorial: “Es necesario acercar los servicios a los habitantes del medio rural e incrementar la calidad de la asistencia sanitaria, asegurando prontitud y calidad en la respuesta se viva donde se viva”

El vicesecretario territorial de CHA en las comarcas turolenses, Javier Carbó, ha trasladado su rechazo a la propuesta de nuevo pliego de transporte sanitario urgente, que plantea la supresión de ocho ambulancias convencionales que prestan servicio a gran parte del territorio turolense, y centralizar la asistencia desde los municipios más grandes.

Concretamente, la propuesta del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón suprime las ambulancias convencionales de Cella y Perales de Alfambra en la Comunidad de Teruel, Orihuela del Tremedal en Sierra de Albarracín, Sarrión y Mosqueruela en Gúdar-Javalambre, Muniesa en Cuencas Mineras, y Alcorisa y Mas de las Matas en Bajo Aragón. Además de la situada de Herrera de los Navarros, que también cubre territorio turolense.

“Es un error diseñar el nuevo mapa de transporte sanitario sin contar con los territorios afectados, y sin tener en cuenta la realidad territorial y demográfica de Teruel, con mucha extensión, muchos pequeños pueblos con mucha distancia entre sí, una densidad poblacional muy baja y un gran envejecimiento de la población, a las que se unen las dificultades adicionales de la orografía”, señala.

Javier Carbó considera que, “pese a las dificultades, es muy importante que el Transporte Sanitario Urgente llegue a tiempo cuando se le reclama y que lo haga con los medios y personal adecuados, ya que se trata de un servicio vital”. Por ello, califica de “inaceptable” la propuesta de suprimir estas ambulancias convencionales: “Es necesario acercar los servicios a los habitantes del medio rural, y con esta propuesta lo que se hace es alejar los mismo e incrementar los tiempos de reacción”, explica.

“Es el momento del diálogo para encontrar una solución que no perjudique a los pequeños municipios”, ha reclamado Carbó, quien apuesta por una gestión 100% pública del servicio como garantía de su sostenibilidad y buen funcionamiento, aunque recuerda que otras Comunidades Autónomas están explorando otros modelos. Además, recuerda que el mantenimiento del servicio permitiría que los propios trabajadores pudieran seguir viviendo en el territorio.

El vicesecretario territorial de CHA recuerda que “el Gobierno de Aragón debe hacer un esfuerzo para que los hombres y mujeres del medio rural tengan una asistencia sanitaria de calidad, y poder garantizar que cualquier persona estará a menos de 30 minutos de una ambulancia de Soporte Vital Básico”.

“Desde CHA exigimos la mejora de los pliegos para mejorar la asistencia sanitaria en el medio rural. El objetivo para el Transporte Sanitario Urgente es incrementar la calidad del servicio, asegurando prontitud y calidad en la respuesta se viva donde se viva”, ha finalizado Javier Carbó.