CHA considera poco coherente tener una partida presupuestaria de 75.000 euros para derribar la mitad del Seminario y hablar de preocuparse por el patrimonio

Spread the love

Para César Ceresuela, presidente de CHA-Plana de Uesca, resulta contradictorio que la responsable de Urbanismo afirmara el pasado 9 de diciembre, cuando se inició el procedimiento de declaración como Bien de Interés Cultural, del torreón de la zuda que “cualquier tipo de actuaciones para proteger el patrimonio es una buena noticia”, para posteriormente alegar en contra de la declaración específica de BIC de este patrimonio oscense

Desde Chunta Aragonesista consideramos que resulta contradictorio que la responsable de Urbanismo afirmara el pasado 9 de diciembre, cuando se inició el procedimiento de declaración como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, del torreón de la zuda que “cualquier tipo de actuaciones para proteger el patrimonio es una buena noticia”, para posteriormente alegar en contra de la declaración específica de BIC de este patrimonio oscense.

Y es que desde el Equipo de Gobierno Municipal no se dice la verdad cuando se niega que se ha alegado en contra de esta declaración y delimitación específica, porque pese a los intentos de confundir a la ciudadanía, la alegación presentada desde el área de Urbanismo busca ese objetivo, igual que desde el Área de Urbanismo se alegó en su momento contra la declaración de BIC para la iglesia de Santa Cruz y la de bienes catalogados para las fachadas de la plaza de la Universidad, General Alsina y segundo patio interior, así como para la declaración de zona de prevención arqueológica para los restos existentes en toda la superficie del conjunto del seminario.

No hay que olvidar lo que afirmaba la Directora General del Patrimonio del Gobierno de Aragón en su resolución de 19 de enero de 2021: “resulta evidente también el carácter de BIC, por ministerio de Ley, de los restos del torreón de Levante, vinculados a la zuda medieval, lo que implicaría una declaración y delimitación específica y la necesidad de su conservación”.

Resulta más sorprendente aún la afirmación de que “el ayuntamiento siempre se ocupa y se preocupa por el patrimonio”, “cuando los presupuestos municipales del 2022 incluyen una partida específica de 75.000 euros destinada al derribo de la mitad del antiguo seminario, a expensas de que el juzgado lo permita”, concluye, César Ceresuela, presidente de CHA-Plana de Uesca.