CHA insiste en la necesidad de eliminar los derechos históricos y defender la agricultura profesional en la reforma de la PAC

Spread the love

Joaquín Palacín rechaza las declaraciones del ministro Luis Planas en Figan y aboga por un reparto más eficiente de las ayudas, favorecer las explotaciones familiares, impulsar la igualdad de género y rejuvenecer el sector

El presidente de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, ha lamentado las declaraciones del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la Feria Internacional para la Producción Animal (Figan), en la que reiteró su intención de mantener los derechos históricos dentro del Plan Estratégico de la PAC, que estará listo antes de final de año.

“El Gobierno de España PSOE-Podemos-IU ha cambiado su postura inicial para acatar las peticiones de lobbys y grandes propietarios, lo que puede poner en grave riesgo el futuro de este sector fundamental para la economía aragonesa”, señala Palacín, quien insiste en la necesidad de “eliminar los derechos históricos e impulsar la redistribución de las ayudas para que realmente lleguen a los agricultores profesionales que viven de sus explotaciones familiares, asociaciones o cooperativas”.

La postura de Aragón, suscrita por los grupos parlamentarios en 2018 y ratificada este mismo año, defiende a la agricultura profesional, el modelo familiar y la eliminación de los derechos históricos. “Defender al agricultor es la mejor forma de apoyar al mundo rural y luchar contra la despoblación”, ha explicado el presidente de CHA, quien destaca la importancia del sector agrícola en Aragón como elemento vertebrador del territorio.

En este sentido, Palacín considera que “el modelo actual de la PAC genera desigualdad y despoblación”, y apuesta por apoyar de forma directa “a la agricultura familiar profesional sostenible, vinculada a un mundo rural vivo que impulse la igualdad de género y el rejuvenecimiento del sector”. “El asociacionismo y el cooperativismo agrario deben generar estructuras que permitan tener una mayor capacidad negociadora frente a la cadena de valor”, añade.

“La nueva PAC debe afrontar de manera más justa y eficaz la grave brecha de renta que sufren las personas que viven de la agricultura y la ganadería, concentrando el grueso de las ayudas en un modelo familiar gravemente amenazado”, señala Palacín.

Por estos motivos, el presidente de CHA considera imprescindible la completa y definitiva supresión de los derechos individuales, así como las referencias históricas que regulan la aplicación vigente de las ayudas directas a partir de 2023. “Debemos poner fin a un modelo que permite cobrar subvenciones a propietarios de tierras sin necesidad de cultivarlas o criar ganado”, ha finalizado.