CHA lamenta que desde Ciudadanos se pretenda recurrir la ley de “Actualización de los Derechos Históricos de Aragón”

Spread the love

CHA lamenta el anuncio efectuado públicamente por Ciudadanos por el que se pretende recurrir ante el Tribunal Constitucional la recientemente aprobada Ley de actualización de los Derechos Históricos de Aragón. “Además no pueden hacerlo solos”, les recuerda el Portavoz de CHA, Gregorio Briz, “tendrán que buscar las “amistades peligrosas de los partidos políticos de la derecha”, cómplices necesarios para recentralizar y dejar a Aragón fuera de juego, nuevamente, ante una eventual reforma Constitucional”, afirma Briz. 

“Hasta ahora habíamos sufrido las sucesivas políticas del gobiernos del Estado que impedían y recortaba el pleno autogobierno de Aragón, ahora la decisión de intentar limitar lo acordado en el pleno de las Cortes de Aragón va a partir desde aquí, por un partido como Ciudadanos”, explica el portavoz de CHA. “Se equivoca Ciudadanos en su argumentación, la invocación de esos derechos históricos de Aragón es tan constitucional que figura expresamente consagrada en la Disposición Adicional Primera de la propia Constitución de 1978. La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales. Es evidente que el constituyente entendía que había realidades colectivas que existían previamente a esta Carta Magna y que había que proceder a la devolución de sus derechos de carácter nacional, foral o como se les quiera llamar”, expone el Portavoz de CHA en las Cortes de Aragón. 

Recordamos que hasta el momento sólo en tres leyes estatutarias se han reconocido esos derechos históricos: el Estatuto vasco de 1979, el Estatuto de Autonomía de Aragón y la Ley de Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra (ambas de 1982). La Disposición Adicional Tercera del Estatuto aragonés afirma: “La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica la renuncia del pueblo aragonés a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su historia, los que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establece la disposición adicional primera de la Constitución.” Similar contenido puede encontrarse en los textos vasco y navarro. Hay que indicar que en Euskadi y Navarra este precepto justificó la pervivencia del sistema de Hacienda foral, consagrando la plena autonomía financiera y fiscal de ambas comunidades, en claro contraste con el lento proceso de descentralización de los ingresos que sufrimos el resto. 

En Aragón, a pesar de la mención estatutaria a los derechos históricos, no se ha traducido, hasta la fecha, en un euro que aliviara nuestras arcas públicas, pero sí en una norma que actualiza los Derechos aprobada el pasado 28 de junio de 2018. 

Desde CHA consideramos que ahora, lejos de las pretensiones reductoras de Ciudadanos, tenemos un doble objetivo con esta actualización de Derechos Históricos: Reforzar, en primer lugar, el peso político de Aragón en la configuración del poder del Estado y además garantizar la plena autonomía financiera que necesita la Administración aragonesa para colmar las necesidades de nuestros ciudadanos. Y es que detrás del reconocimiento de nuestros derechos históricos, se encuentran los recursos económicos necesarios para atajar las listas de espera de los hospitales, para atender a nuestros mayores, discapacitados, niños o mujeres maltratadas, o las inversiones que necesitamos en carreteras, en vivienda social, en educación o sanidad públicas…