CHA muestra su posición de rechazo a la candidatura olímpica y considera que las decisiones del Gobierno de España la refuerzan

Spread the love

Joaquín Palacín, Presidente de CHA: “Nos merecemos un mayor respeto. Las decisiones del Gobierno de España están siendo un problema para Aragón. La prioridad del ejecutivo de Sánchez debería ahondar también en políticas que permitan una salida de la crisis económica para todas las personas y todos los territorios, además de actuar ante el cambio climático, justo la dirección contraria de lo que suponen estos macroeventos”

La idea de la candidatura olímpica nació por causas ajenas al deporte, manteniendo una trayectoria de enfrentamiento, división y ninguneo a la parte aragonesa, por parte del Gobierno de España, que augura un pésimo futuro a cualquier intento de éxito en la concesión de los JJ.OO.

CHA recuerda que ya mostró su rechazo a esta candidatura, de manera coherente con nuestra trayectoria política, desde el mismo momento en el que fue presentada públicamente.

“Nuestros argumentos se basaban, y continúan haciéndolo, en que ahora, es prioritario ahondar en los principios políticos iniciados para dar una salida justa de la crisis económica, provocada por la pandemia covid y agravada por la guerra de Ucrania. Debemos tomar decisiones priorizando la inversión en el refuerzo del sistema de los servicios públicos esenciales, el sanitario, el educativo y el social. Además, deberíamos aprovechar hasta el último céntimo de los fondos europeos para avanzar hacia un nuevo modelo productivo, basado en la digitalización y en la sostenibilidad. Apoyándonos en la relocalización industrial y en el consumo de proximidad. Y todo en un contexto de cambio climático donde debemos ser exquisitos en todas nuestras decisiones con la protección del medio natural y de un entorno tan frágil como es el Pirineo aragonés”, afirma Joaquín Palacín, Presidente de CHA.

“Una línea de acción política que ya habíamos comenzado a desarrollar, pero que no encaja con este tipo de megaeventos olímpicos, dado que suponen un gran gasto de dinero público y provocan además fuertes afecciones ambientales para apenas unas semanas de actividad”, explica Palacín.

“Las últimas decisiones del Gobierno de España nos refuerzan en nuestra idea inicial. Aragón necesita de otras políticas, de otras prioridades. Se merece más respeto institucional y requiere de decisiones públicas pensando en no dejar atrás a ninguna persona, de ningún lugar”, concluye Palacín.