CHA presenta el Paisaje Protegido del MAR de ARAGÓN como fórmula para el desarrollo económico y turístico

Spread the love

CHA ha presentado en Caspe una iniciativa, que se llevará a pleno en las Cortes de Aragón, para pedir que el embalse de Mequinenza se declare como paisaje protegido del Mar de Aragón.

José Luis Soro, presidente de CHA, destaca que es necesario “organizar el uso de las orillas, más allá de la pesca, y controlar las actividades ilegales que se están desarrollando en estos momentos” y generar “empleo directo e indirecto aprovechando un maravillo recurso y con una dotación presupuestaria del Gobierno de Aragón”.

La propuesta de CHA es una alternativa a la del coto de pesca “que suponía la privatización de la pesca y que no soluciona problemas derivados de la presencia de pescadores furtivos ni sirve para desarrollar otras actividades: agrícolas, deportivas…”.

José Luis Soro considera que “si el propio Gobierno de Aragón admite que para llevar a cabo el coto tendría que cambiar la Ley, está claro que la propuesta de la Federación de pesca está descartada. No se va a cambiar la ley en un año ni tampoco debería cambiarse la ley para ajustarse a una petición tan concreta. El coto de pesca no puede abarcar toda la orilla”. Recuerda Soro que “además, el proyecto que se presentó, y al que CHA presentó alegaciones, incumple más leyes estatales”.

Desde Chunta Aragonesista se propone la figura de paisaje protegido del Mar de Aragón porque:

– aglutinaría en una sola administración la gestión. Más sencillo a la hora de tramitar también las sanciones y de ordenar los recursos,

– garantizaría empleos destinados de forma exclusiva: agentes de la naturaleza, cuadrillas de limpieza y mantenimiento, personal administrativo,

– se realizaría una gestión integral: coto social de pesca, marcado de caminos y senderos, control sobre los alojamientos ilegales, control sobre las basuras…

– compra de material propio para la protección y trabajos en el entorno.

El diseño de este PAISAJE PROTEGIDO del MAR DE ARAGÓN debe nacer del consenso entre administraciones y sectores implicados. “Desde CHA tenemos nuestras propuestas concretas sobre cómo queremos que sea pero este tema debate del que salga un plan genérico”.

Por su parte, Rafael Lumbreras, portavoz de CHA en el ayuntamiento de Caspe, ha recordado “los años de dejadez de los Gobiernos para terminar con esta situación” y considera que “se han perdido unos años muy buenos y el pantano se ha convertido en un vertedero, está lleno de chiringuitos ilegales y la riqueza que puede generar, no revierte en el pueblo”.