CHA recoge las reivindicaciones de trabajadores/as de SARGA y pide más responsabilidad al Gobierno de Aragón

Spread the love

CHA ha mantenido hoy, en Zaragoza, una reunión con trabajadores/as de SARGA para conocer el grado de cumplimiento de los acuerdos alcanzados con el Gobierno de Aragón y para mostrarles el compromiso de CHA a la hora de defender que se cumplan las peticiones de los trabajadores que se dedican a la protección de espacios naturales y a los bomberos forestales.

José Luis Soro ha denunciado “la irresponsabilidad que supone que el Gobierno de Aragón recorte los meses de trabajo de las cuadrillas: pone en peligro los montes, rebaja las condiciones laborales de los trabajadores/as y reduce la creación de empleo y desarrollo económico del medio rural”.

Desde CHA se asumen las reivindicaciones del colectivo que denuncian “una desatención de los espacios naturales provocado por el recorte de las plantillas que actúan, por ejemplo, en el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido de 126 a 63 y con contratos de menor duración; mayor peligro de incendio al tener que realizar las labores de prevención en verano en lugar de en invierno; recortes en los meses de trabajo de las cuadrillas, el año que viene serán cuatro menos que lo recogido en la Ley de Montes, precariedad laboral y falta de herramientas para profesionalizar la labor”.

Las repercusiones económicas y sociales son claras: pérdida de empleo directo e indirecto, freno al desarrollo económico en el medio rural, peores servicios para el turismo y riesgo de incendios que devasten las zonas de monte y montañas en Aragón.

El presidente de CHA recuerda que “los incendios se apagan en invierno pero el Gobierno de Aragón prefiere despedir a las cuadrillas cuando todavía faltan más de dos semanas para que termine la máxima activación”.

Representantes de la candidatura independiente de SARGA, trabajadores/as sobre el terreno, recuerdan que el Gobierno de Aragón incumple con la Ley de Montes, que establece que los contratos deberían durar por lo menos 10 meses; no presenta propuestas y no negocia. Reclaman cuestiones muy concretas como el cumplimiento de la Ley y mayor transparencia en la gestión de SARGA que, en estos momentos, cuenta con una cúpula directiva sobredimensionada y elevadas diferencias salariales.

Además, se proponen medidas sin coste económico, como el reconocimiento de la categoría profesional de bombero- forestal que serviría para reconocer ciertas enfermedades profesionales.