CHA reivindica el papel de las librerías y propone un Plan de defensa que contrarreste la crisis actual del sector

Spread the love

Un Plan en defensa de las librerías como elementos esenciales en el desarrollo y en la evolución de la sociedad. Esta es la propuesta que hará mañana Chunta Aragonesista en el pleno de las Cortes, consciente de que “es imprescindible contrarrestar la crisis particular que está viviendo este sector, con una caída de sus ingresos de entre un 40 y un 50%, la devaluación de salarios y en última instancia, el goteo de cierres”, ha explicado el diputado Gregorio Briz.

Briz reivindica el papel de las librerías como agentes culturales que dinamizan las ciudades y los pueblos y están fuertemente implicadas en el fomento de los hábitos de lectura: “son lugares implicados en la vida cultural de la ciudad que contribuyen a fortalecer los barrios, ayudan a generar empleo y colaboran con la economía local”, ha señalado, mientras que los libreros “actúan también como prescriptores y mediadores culturales”.

En su iniciativa, el portavoz de Cultura de CHA plantea medidas concretas como la creación de un sello de calidad para las librerías que actúen como motor cultural de su entorno y que obtengan por ello contrapartidas “como la homologación como proveedores para las administraciones públicas, ventajas fiscales o el acceso a subvenciones y líneas de crédito”. Otra propuesta es la elaborar desde la Administración, junto al sector, un código de buenas prácticas que garantice el cumplimiento de la exigencia del precio fijo, así como incluir sanciones en la legislación en caso de incumplimiento.

Dotar de forma suficiente una línea de subvención para librerías que permita la acometida de inversiones, aumentar los presupuestos de las bibliotecas públicas y escolares para que puedan actualizar sus fondos bibliográficos a través de las librerías, y ampliar los planes de fomento de la lectura y poner en marcha campañas de promoción y marketing institucional que incidan en la visita a las librerías, con el apoyo de las organizaciones del sector y empresas editoras, son otras de las medidas planteadas por CHA.