CHA traslada al Senado el rechazo a la línea de alta tensión entre Cucalón y Begues

Spread the love

José Manuel Salvador, secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses: “Reclamamos al Gobierno de España que descarte el proyecto y apueste por un nuevo modelo energético que devuelva la Soberanía Energética, reequilibre y cohesione el territorio y compense adecuadamente a los municipios afectados”

El secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses, José Manuel Salvador, ha mostrado su rechazo al nuevo trazado de línea eléctrica de alta tensión entre Cucalón y Begues, y ha calificado de “insostenibles” las afecciones que supondrá para los municipios afectados.

Según explica Salvador, el proyecto de construcción de esta línea eléctrica de 300 kilómetros atravesaría las provincia de Zaragoza, Teruel y Tarragona para evacuar hasta Barcelona la electricidad producida en los parques eólicos de El Pelado (Allueva, Bea, Calamocha y Fonfría), Hornos (Vivel del Río Martín, La Hoz de la Vieja, Segura de los Baños y Maicas), Lera (Salcedillo, Allueva y Fonfría) y San Vicente (Cucalón, Lanzuela, Bea y Lagueruela), y el Parque solar fotovoltaico Jaime I (Lechón y Cucalón).

Además, el secretario territorial de CHA denuncia que los municipios afectados no reciben ningún tipo de compensación por la instalación en su término municipal de estas líneas de transporte eléctrico, “acrecentando la injusticia territorial que sufren desde hace décadas las comarcas turolenses, que se agravará con la construcción desmedida de macroinstalaciones eólicas y fotovoltaicas”. “La energía debería producirse cerca de los principales puntos de consumo, en lugar de saturar el territorio turolense de centrales de energías renovables con el objetivo de abastecer a la capital catalana”, añade.

Por estos motivos, CHA ha presentado una iniciativa en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar al Gobierno de España que descarte el proyecto actual para la construcción de la línea de alta tensión entre Cucalón y Begues, y apueste por un nuevo modelo energético que devuelva la Soberanía Energética, reequilibre y cohesione el territorio y compense adecuadamente a los municipios afectados por infraestructuras eléctricas.

“Ante esta avalancha de proyectos, es necesaria una planificación adecuada y una actualización normativa estatal y autonómica que la respalde”, ha reclamado Salvador, quien incide en la importancia “apostar en el medio rural por modelos basados en el autoconsumo, desarrollando cooperativas y comunidades energéticas que puedan vender a la red su excedente energético, tanto en energía eólica y fotovoltaica, como en el aprovechamiento de la biomasa agrícola y forestal para autoconsumo”.

José Manuel Salvador considera que “la verdadera transición energética es volver a una economía circular que genera réditos locales y oportunidades reales para el asentamiento de población”. “Hay que hacer protagonistas al territorio y sus habitantes y no rehenes de modelos depredadores del territorio que interesan solo a los intereses económicos del oligopolio energético”, ha finalizado.