Noticias

Comunicación

06/05/2018

CHA quiere que la Diputación de Zaragoza exija aumentar los presupuestos del Estado para inversiones en Aragón

Bizén Fuster, diputado de CHA en DPZ, defenderá una iniciativa en el pleno de este miércoles para que la institución manifieste su claro rechazo a unas cuentas que vuelven a maltratar a Aragón y, en especial, a la provincia de Zaragoza.

El grupo de CHA en la Diputación de Zaragoza defenderá en el pleno del próximo miércoles una propuesta de resolución para trasladar al Gobierno de España el rechazo de la institución provincial ante las cifras y planes de inversión en infraestructuras previstas para Aragón y, en especial a la provincia de Zaragoza, previstas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de este año. CHA quiere también solicitar a los grupos parlamentarios y, singularmente, a todos los diputados y senadores aragoneses que defiendan en la tramitación actual del proyecto de Ley de PGE el aumento de todas las aplicaciones presupuestarias referidas a las inversiones en Aragón y, de forma especial, las de los desdoblamientos de las carreteras N-II y N-232, la mejora del tramo ferroviario Teruel-Zaragoza en el corredor Cantábrico-Mediterráneo y las que posibilitan cumplir los objetivos de la Reapertura del FFCC Zaragoza-Canfranc-Pau. 

“Las cifras contenidas en el proyecto de presupuestos pese a ser menos malas que las del ejercicio anterior, suponen una nueva decepción para Aragón ya que no se atisba ni un solo proyecto nuevo para los próximos años y se aplazan la mayoría de los proyectos contemplados en anteriores ejercicios. Tan es así, que continuamos en el umbral del nivel de inversión más bajo para Aragón de los últimos 20 años”, afirma Bizén Fuster, portavoz de CHA en DPZ. 

Las cifras de los presupuestos pasan de 436 millones en el 2016 a 437 millones de inversión en Aragón para el 2018, tras haber descendido a los 343 el año pasado. “Pero analizando esa cuantía y los plurianuales previstos concluimos que será imposible finalizar a corto plazo ni una sola de las infraestructuras imprescindibles para Aragón, y especialmente para los municipios y comarcas de la provincia de Zaragoza. Además, de nuevo quedamos excluidos del acceso a los 582 millones de euros contemplados para el Fondo de Compensación Territorial, por lo que quedan en evidencia los compromisos del gobierno central en este ámbito”, asegura el portavoz de CHA. 

CHA denuncia que la reivindicación histórica de la reapertura del Canfranc, “que nos abre la puerta a Europa para el transporte de viajeros y de mercancías”, tan solo contará con 0,5 millones de euros y 0,85 para la mejora y adaptación para el tráfico internacional de la línea, incumpliendo las inversiones comprometidas por el propio Gobierno y demorando los 21 millones para el 2019, que supone aplazar en el tiempo el conjunto de las actuaciones contempladas por el ADIF hasta 2021. La imagen ante Europa es demoledora frente a la petición de reapertura de ambos lados del Pirineo y la falta de compromiso real del Gobierno Español. 

“No hay consignaciones para los estudios del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y no hay inversiones en el tramo Zaragoza-Teruel, imprescindible para completar el eje Norte-Sur ferroviario, y sólo las hay para el tramo Sagunto-Teruel, aunque poco más de la mitad de lo previsto en 2017 para el ejercicio actual. Tampoco hay dinero específico para la mejora y ampliación del Cercanías de Zaragoza, ni para el estudio, mejora y adaptación del tramo ferroviario Zaragoza-Castejón y apenas 1,4 millones para la línea “Zaragoza-Pamplona-conexión con la Y Vasca”, de los 577 millones a los que asciende este proyecto. Son datos objetivos que hay que denunciar”, asegura Bizén Fuster. 

En lo que se refiere a actuaciones concretas en carreteras de interés especial para la provincia zaragozana, los urgentísimos desdoblamientos de las carreteras N-II y N-232 se aplazan y retrasan por enésima vez las consignaciones de los plurianuales. En el lado oeste de la futura A-68, el tramo Gallur-Mallén, vuelve a aplazarse el plazo previsto para su finalización y nos alejamos 4 años, hasta 2022, para que pueda finalizarse con el actual ritmo inversor previsto en los plurianuales; sí hay consignación de 20 millones para el tramo Figueruelas-Mallén. 

Para el lado este de la A-68 en el tramo El Burgo-Fuentes de Ebro se preveían 5 millones para este año en los plurianuales de 2017 pero se han reducido a 1,5 aplazándose igualmente para los años siguientes. Y el tramo Fuentes de Ebro-Valdealgorfa sólo cuenta con 1,7 millones para seguir con la redacción del estudio informativo, totalmente insuficientes frente a los 135 millones previstos para esta actuación. Las consignaciones para desdoblar la N-II, en su tramo Pina de Ebro-Fraga son claramente insuficientes para poder comenzar ninguna actuación (sólo figuran 2.4 millones para los tramos Bujaraloz-Candasnos, Candasnos-Fraga y la conexión con la AP-2 en Pina de Ebro) y no hay compromiso político para liberar el peaje de la AP-2, que sería la solución más eficaz.


Galería