Noticias

Comunicación

11/08/2018

CHA espera que la UE rectifique su posición y atienda las alegaciones que desde Aragón reclaman reorientar los fondos europeos para actuar contra la despoblación

Más de 500 firmas recogidas en una iniciativa ciudadana han sido enviadas a Europa, expone Miguel Martínez Tomey, responsable de Asuntos Europeos de CHA.

El responsable de Asuntos Europeos de CHA, Miguel Martínez Tomey considera que "la UE tiene la oportunidad de varias su política ante este problema de la despoblación y la campaña ciudadana que reclamaba presentar alegaciones tipo es toda una llamada de atención ante los responsables de la Unión". 

"Creemos que ha llegado el momento", indica Tomey, "para que la UE atienda a sus problemas, necesidades y demandas tal. Como administrados europeos tenemos derecho a reclamar con toda nuestra energía, y de ahí pedimos que se atienda las alegaciones recogidas en la plataforma change.org bajo el lema Exígele a Europa que se moje y actúe contra la despoblación: Para que nuestras comarcas tengan las mismas oportunidades que el resto de los europeos, ¡por la supervivencia de tu pueblo!".

A juicio de CHA "la Comisión Europea tiene que atender las recomendaciones del Parlamento Europeo, así como al Comité Europeo de las Regiones sobre esta materia, que incluía propuestas concretas para atender la realidad de las zonas europeas, que como Aragón, sufren la lacra de la despoblación. Es, por tanto, el momento de atender las alegaciones que expresan la angustiosa llamada de nuestras comarcas para que absolutamente todos -Europa incluida- asuman su parte de responsabilidad en la tarea de hacer que éstos también tengan derecho a un futuro y a continuar existiendo." concluye Martínez Tomey. 

Adjuntamos enlace y Alegación tipo enviada a la Comisión europea:

a. La propuesta de la Comisión Europea ha ignorado el desafío demográfico que afronta la Unión Europea, especialmente en lo que afecta a las zonas rurales con desventajas demográficas graves y permanentes, desatendiendo el Dictamen del Comité Europeo de las Regiones -- La respuesta de la UE al reto demográfico (2017/C 017/08) y la Resolución, de 14 de noviembre de 2017, sobre el despliegue de los instrumentos de la política de cohesión por parte de las regiones para afrontar el cambio demográfico (2016/2245(INI)). 

b. La Comisión sigue manteniendo una interpretación muy restrictiva del artículo 174 del TFUE al limitar el concepto de "zonas con desventajas geográficas o demográficas graves y permanentes" a cuatro supuestos (regiones más septentrionales con una escasa densidad de población y regiones insulares, transfronterizas y de montaña) a pesar de que aparecen citados solo como ejemplos, no como los únicos casos posibles. Se han hecho propuestas concretas y realistas que permitirían una aplicación del mandato del art. 174 más plena y ajustada a la realidad del desafío demográfico, como la presentada por el eurodiputado Marcellesi a las Instituciones de la UE o como la de la red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA). 

c. Las experiencias más exitosas de restablecimiento del equilibrio demográfico en las áreas rurales escasamente pobladas y con desventajas demográficas graves y permanentes (notablemente en las Tierras Altas de Escocia) demuestran que es necesario superar el concepto de desarrollo rural que impera en la UE y que reproducen en sus propias políticas los Estados miembros. Es un concepto esencialmente basado en el sector primario, que representa tan solo un 2% de la riqueza que se genera en la UE por lo que no ha conseguido retener a la población en las zonas más desfavorecidas. Ese fracaso contrasta con la visión y el esfuerzo en diversificación económica realizado allí donde se ha superado el enfoque agrícola y se han abierto nuevas actividades en industria y servicios, logrando recuperar el buen tono económico y fijar población joven y femenina en el medio rural. 

d. A pesar de ello, son positivos los esfuerzos realizados por la Comisión para simplificar las normas y procedimientos, rebajar la carga burocrática, incrementar el peso de la participación de la sociedad civil en los mecanismos de planificación, ejecución y evaluación de las acciones, reforzar el papel de los grupos de acción local y el desarrollo local a cargo de las comunidades locales, las estrategias de desarrollo local y las inversiones territoriales integradas (ITI), así como a otras iniciativas de apoyo a las herramientas territoriales. Pero sin un pronunciamiento explícito recogido en los reglamentos, nada de ello garantiza por sí mismo que el resultado final de esas mejoras asegure el cambio que necesitan urgentemente nuestras áreas despobladas, para las que más de tres décadas de política de cohesión territorial europea han pasado de largo sin conseguir detener su decrecimiento económico y su consiguiente sangría demográfica. 

Por todo ello, ruego que la Comisión reformule su propuesta para que: 

1. Sin necesidad de renunciar a los cinco objetivos políticos enunciados en la misma, introduzca como objetivo común transversal a todos ellos la consecución de un desarrollo económico y social diversificado y el equilibrio demográfico para las áreas rurales que sufren desventajas demográficas graves y permanente, según la definición que dicho concepto adopte cada Estado miembro en ausencia de una definición común para toda la UE. 

2. Desglose del paquete de financiación atribuido a cada Estado miembro ("national envelope") la cuantía adicional resultante de aplicar el factor de baja densidad de población en la fórmula de financiación y establezca la obligación de que dicha cuantía quede afectada en exclusividad y como umbral mínimo de financiación para inversiones en las zonas escasamente pobladas existentes en cada Estado.


Galería