Noticias

Comunicación

15/12/2018

Uesca/Huesca: CHA muestra su preocupación ante la necesidad de rehacer parte de las obras que se están ejecutando en el Paseo Ramón y Cajal

Sonia Alastruey miembro del Consello Nazional de CHA exige “luz y taquígrafos” al equipo de gobierno municipal, “queremos que expliquen las consecuencias que va a conllevar este error, en el sobrecoste de la obra y en el calendario de ejecución de las obras, y sobre todo que responsabilidades se van a exigir”.

CHA-Uesca quiere mostrar su preocupación ante las informaciones que hablan de errores en la redacción del proyecto de remodelación del Paseo Ramón y Cajal, concretamente el diseño de la rotonda que se ubica en el cruce con José María Lacasa y Luis Mur Ventura para ordenar la circulación, que va a obligar a rehacer la misma ante la imposibilidad de giro de los autobuses. 

Sonia Alastruey, miembro del Consello Nazional exige que “en un asunto tan grave el Equipo de Gobierno municipal tiene que informar a los oscenses inmediatamente, explicando en su totalidad el problema, si el error parte como parece de la redacción del proyecto, si este fue supervisado antes de su aprobación por los técnicos municipales o no, y si se sancionará a la empresa redactora que es a quien hay que achacarle los sobrecostes correspondientes”. 

Alastruey recuerda que “el concurso para la redacción del Proyecto Básico de Urbanización y el proyecto de ejecución del tramo entre puente de Ramón y Cajal y la calle José María Lacasa se publicó el 29 de mayo de 2017 con un precio de 111.320 euros, y se adjudicó el 19 de septiembre por 47.867 euros, una baja del 60 %, que bien podríamos definir como temeraria, y es que a veces lo barato sale caro, porque las consecuencias de este inconcebible error va suponer un coste adicional en la ejecución del proyecto y un retraso evidente en la finalización de las obras”. 

En su momento ya denunciamos que el consistorio oscense había licitado la redacción del proyecto básico para la remodelación del Paseo Ramón y Cajal, “de espaldas a la ciudadanía”, ya que no se impulsó un proceso de participación ciudadana para que colectivos de afectados y todos los vecinos y vecinas pudieran conocer las propuestas y realizar aportaciones.


Galería