Noticias

Comunicación

16/06/2017

CHA considera un error que el equipo de gobierno municipal no valore la posibilidad de instalar la nueva sede de bomberos en el cuartel Sancho Ramirez

David Félez, coordinador de CHA-Uesca, recuerda que "esta propuesta es compartida con el Barrio del Perpetuo Socorro y supondría darle contenido a unas infraestructuras que actualmente no tienen ningún cometido”.

El Ayuntamiento avanza en los trámites para la construcción del nuevo Parque de Bomberos que pretende edificar en un solar del Polígono Sepes ubicado en la calle de Berlín, anexo a las instalaciones del cuartel Sancho Ramirez, de hecho ha anunciado la licitación próxima del proyecto. 

Desde CHA consideramos un error que no se valore la posibilidad de instalar la nueva sede de bomberos en las instalaciones del cuartel Sancho Ramirez, propuesta que es compartida por el Barrio del Perpetuo Socorro. Para David Félez, “la inversión en adecuar y acondicionar parte del Sancho Ramirez seguro que es menor que levantar unas instalaciones en su integridad, y lo mismo ocurriría con los plazos de ejecución”. “Si existe un edificio contiguo al que se quiere construir ahora, que ya no tiene uso pero que también contempla las ventajas de emplazamiento para un uso eficaz del futuro servicio de bomberos, ¿por qué no intentar aprovechar la inversión pública en transformar un inmueble que necesita que se le de contenidos como por ejemplo nueva sede del parque de bomberos de la ciudad de Huesca/Uesca?”. 

Creemos que se aprovecharía, con mayor eficiencia, la inversión pública prevista, si se fuera capaz de negociar con el Ministerio de Defensa un convenio de cesión, en las mejores condiciones posibles. 

A estas alturas resulta preocupante que el Ayuntamiento de Huesca no tenga trazado ya un proyecto ambicioso y concreto para que intentar que la ciudad aproveche las infraestructuras del cuartel Sancho Ramirez, la Residencia militar y los pisos del Ministerio de Defensa ubicados en el Barrio del Perpetuo Socorro. 

Desde CHA consideramos que el objetivo debe de ser mantener los edificios nobles para que alberguen, además del nuevo parque de bomberos, servicios con contenido social y cultural, rehabilitando las viviendas existentes para destinarlas a alquiler social, instalaciones que se complementarían con la zona deportiva actual que incluye incluso piscina, y que debería ser para disfrute de toda la ciudadanía oscense. En el caso de la residencia militar ubicada en el número 37 de Ramón y Cajal convertirla en un equipamiento para nuestra ciudad, concretamente para sede del albergue juvenil, reivindicación histórica del asociacionismo oscense y concretamente del Consejo de la Juventud de Huesca/Consello d’a Chobentú de Uesca. Y los pisos del Ministerio de Defensa de la calle Miguel Fleta, incluirlos en la Bolsa de Alquiler Social.


Galería