Noticias

Comunicación

10/10/2017

Fayón impulsa su oferta turística con paseos fluviales en llaüt, barcas tradicionales del Ebro

La delegación de Turismo de DPZ ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde de Fayón y su equipo para perfilar las líneas de colaboración en materia de difusión de todos los proyectos para dar a conocer la localidad. Además de los paseos guiados en llaüts por la desembocadura del río Matarraña al Ebro, Fayón quiere impulsar un espacio museístico con el museo de la Batalla del Ebro ya visitable y los museos dedicados a María Pilar Burges y a la navegación fluvial, además de las rutas por las ermitas.

Fayón quiere convertirse en la referencia de los paseos fluviales sobre el río Matarraña y su desembocadura en el Ebro, aprovechando la lámina permanente de agua generada por el embalse de Ribarroja, pantano que inundó el pueblo en la década de 1960. Para tal fin, el Ayuntamiento ha comprado dos llaüts, embarcaciones de 26 plazas cada una con una inversión de 40.000 euros. De los que 32.000 han sido aportados por el Centro para el Desarrollo de las Comarcas de Mar del Bajo Aragón (CEDEMAR) y los otros 8.000, por el Ayuntamiento. “El objetivo de la visita ha sido conocer sobre el terreno la oferta turística que tiene Fayón para poder tratar las fórmulas de apoyo al trabajo desarrollado por el Ayuntamiento para dar a conocer la localidad, generar riqueza y asentar población”, afirma el diputado delegado de Turismo, Bizén Fuster. 

Los paseos fluviales con estas dos embarcaciones empezaron los domingos de este pasado mes de julio para llevar al visitante desde el embarcadero de Reixaga a la boca del túnel del antiguo ferrocarril cortado por el embalse, y al campanario de la iglesia del antiguo pueblo, pasando por la desembocadura del río Matarraña al río Ebro. Unos paseos guiados que quieren convertirse en una auténtica oferta turística durante todo el verano y el buen tiempo. Fayón cuenta con una gran costa interior y bosques de ribera en la que existe una gran variedad de especies fluviales. Esto le hace ser una autentico paraíso de la pesca y, a partir de ahora pretende serlo también con estos paseos fluviales. 

Pero además, la oferta turística de Fayón se centra durante todo el año en lo que van a ser sus tres museos. El Museo de la Batalla del Ebro y de la guerra civil española, abierto hace ya diez años para recordar la batalla de 1938 que tuvo lugar en Fayón. Además, el material de este museo sirve como base para la recreación histórica de la batalla que goza ya de un gran reconocimiento. 

Los dos nuevos museos que esperan abrir sus puertas a finales de este año o principios del que viene son el que recogerá la obra de María Pilar Burges, hija predilecta de Fayón y autora, entre otras obras, de las pinturas con las que están decoradas las paredes de la ermita de Nuestra Señora del Pilar desde la que se de disfruta de unas vistas privilegiadas de los ríos. Pinturas realizadas por la artista en dos fases, la primera en 1954 acompañada por Josep Gumí y la segunda en 2006, a la edad de 78 años, con la ayuda de sus pupilos Héctor y Juan Baldellou. 

El tercer museo va a ser el de la Navegación. Se encuentra actualmente a la espera de que el Ayuntamiento lo acondicione y abra al público a finales de este año o principios de 2018 y que contará con la presencia del Llaüt “Cardenal”, mítica embarcación tradicional que fue restaurada por el Gobierno de Aragón en 2009.


Galería