Noticias

Comunicación

10/11/2017

Reacción de CHA ante la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley de Aguas y Ríos de Aragón

Gregorio Briz, Portavoz de CHA en las Cortes de Aragón: "Esta decisión es más preocupante para Aragón porque estamos en la antesala del nuevo Plan Hidrológico donde el trasvase del Ebro puede volver a ser el eje sobre el que pivote las políticas del Gobierno de Rajoy".

El Portavoz de CHA ha realizado unas primeras valoraciones basada en tres aspectos: 

1. El origen de esta situación está en la decisión del Gobierno de Rajoy de recurrir ante el Tribunal Constitucional leyes aragonesas, que ya comenzó en anteriores legislaturas y continúa en ésta, demostrando cuál es la verdadera voluntad política del PP y su falta de respeto a la voluntad emanada de las Cortes de Aragón y a su Gobierno. Sin olvidar que, en este caso, lo plantea ante una ley de sus compañeros de Gobierno y de coalición electoral en las elecciones generales, dando ejemplo de lo que entiende el PP como lealtad política.

2. En cuanto al tema de la reserva hídrica, desde CHA siempre hemos mostrado nuestro escepticismo para que fuera la llave que impidiera el trasvase del Ebro, pero es evidente que sin la misma en manos aragonesas el PP ahora se garantiza tener "la puerta abierta" a impulsarlo sin contar con estos derechos del agua de Aragón. Además se limitan competencias del Gobierno de Aragón en derecho de gestión del agua, en una paso más de la "deriva recentralizadora" del PP que algunos advertimos desde hace tiempo. 

3. Esta sentencia nos tiene que poner más alerta que nunca al aragonesismo político porque estamos en la antesala de la aprobación de un nuevo Plan Hidrológico. Y el trasvase del Ebro puede volver a ser la clave angular del mismo, tal y como ocurrió en los tiempos del Gobierno de Aznar. Desde CHA nos opondremos a cualquier nuevo intento de trasvase del Ebro a otras cuencas como ya hemos hecho en esta misma legislatura ante las demandas de la Generalitat catalana y del Gobierno de Murcia. Igualmente nos opondremos también a continuar con la política de grandes obras hidráulicas como Yesa, Biscarrués que lo facilitan.


Galería