Noticias

Comunicación

02/12/2017

CHA pide al Gobierno de España que los ayuntamientos puedan invertir su superávit

En la Comisión de Coordinación de Zaragoza, celebrada hoy en Fuendejalón, el Secretario de Organización, Miguel Jaime, ha exigido la necesidad de "modificar la regla de gasto" para que no limite la capacidad de las administraciones locales saneadas.

Chunta Aragonesista ha celebrado hoy en Fuendejalón una reunión de su Comisión de Coordinación de Zaragoza, en la que se han dado cita cargos orgánicos e institucionales de CHA en las comarcas zaragozanas. 

Uno de los temas tratados ha sido el de la necesidad de que el Gobierno de Rajoy permita a los ayuntamientos invertir su superávit. En ese sentido, el Secretario de Organización de CHA, Miguel Jaime, ha señalado que "es absurdo que existiendo recursos no se puedan destinar a infraestructuras o a planes de empleo. No estamos hablando de gastar más de lo que se tiene, sino de gastar lo que sí se tiene. Es difícil de explicar a nuestros vecinos que, disponiendo de recursos, no podamos atender sus necesidades ni los servicios que nos demandan". 

Según CHA, el superávit de los ayuntamientos (7.000 millones de euros el pasado año) está permitiendo al Gobierno de España cuadrar sus cuentas, cubriendo los incumplimientos de otras administraciones, y ajustando así los objetivos de déficit que impone la UE, algo que desde la formación aragonesista entienden que no es honesto con la administración más cercana al ciudadano y que presta servicios determinantes para su calidad de vida. Jaime ha apuntado la necesidad de modificar la regla de gasto para que no limite tanto la capacidad de las administraciones locales, y que las que cumplan los objetivos de estabilidad presupuestaria, con una deuda inferior al 110% de sus recursos corrientes y que paguen a sus proveedores en menos de 30 días, puedan invertir su superávit en políticas públicas sin aplicar la regla de gasto. 

Por último, el Secretario de Organización de CHA ha exigido al Gobierno de Rajoy que "respete la autonomía local y trate a los ayuntamientos como verdaderas administraciones públicas, ya que han demostrado su responsabilidad cumpliendo con sus obligaciones presupuestarias, reduciendo su deuda durante los últimos años y obteniendo superávit".


Galería