Noticias

Comunicación

05/01/2018

Uesca/Huesca: CHA muestra su satisfacción por la mejora conseguida en el uso de la zona peatonal aunque la considera insuficiente

David Félez, coordinador de CHA-Uesca explica que “esta modificación tiene que ver con la tarjeta única de acceso, ya que se ha introducido un párrafo que posibilitará que con una tarjeta los vehículos que tengan derecho a más de una autorización puedan acceder tanto a su vivienda como a su negocio, ampliando las rutas de entrada y salida”.

CHA muestra su satisfacción por las modificaciones conseguidas en el uso de la zona peatonal pese a ser insuficientes. Y es que la Ordenanza de uso de Zonas Peatonales incluye nuestra alegación para permitir que un mismo vehículo pueda obtener más de una autorización si su titular por sus condiciones o situación cumple los requisitos, para contemplar el caso de especialmente trabajadores autónomos que puedan tener la residencia, el garaje y el negocio en zona peatonal. David Félez, coordinador de CHA-Uesca explica que “esta modificación tiene que ver con la tarjeta única de acceso, ya que se ha introducido un párrafo que posibilitará que con una tarjeta los vehículos que tengan derecho a más de una autorización puedan acceder tanto a su vivienda como a su negocio, ampliando las rutas de entrada y salida”. 

En relación con el resto de alegaciones presentadas por CHA y que han sido rechazadas, lamentamos que se siga perjudicando a los residentes de las zonas peatonales a la hora de los repartos a domicilio y de la carga y descarga. Especialmente esperpéntico resulta que se obligue a respetar una separación mínima de 1.5 metros de cualquier fachada para la realización de todo tipo de maniobras con vehículos, teniendo en cuenta que la anchura media de un vehículo es de 1.9 metros esta separación, que desde CHA proponíamos reducir a 1 metro, impedirá realizar de forma legal cualquier operación en calles de ancho inferior a 4.9 metros como son gran parte de las de nuestro casco antiguo. 

Por otro lado mostramos nuestra preocupación y dudas ante el funcionamiento de las solicitud de autorizaciones puntuales, que con esta nueva ordenanza se verán incrementadas especialmente por las tardes, y es que actualmente es evidente el caos de este servicio. 

En resumen, coincidimos con el equipo de gobierno en que había que reducir el número de licencias de paso, fruto en parte de la falta de necesidad de renovación, pero la actual ordenanza supone una discriminación y un ataque a los derechos de los residentes de la zona peatonal, los cuales mayoritariamente han apoyado el proceso de peatonalización, por lo que no es positivo que pueda producirse un descenso de esta necesaria complicidad con una transformación de nuestra ciudad que es totalmente necesaria.


Galería