Opinión

Comunicación

23/03/2018

Semana Santa

Ángel Hernández Sesé

Por Ángel Hernández Sesé

Miembro del Comité Nazional de CHA

Hoy voy a hablar de la Semana, ahora que estamos en puertas de la celebración que de verdad y más genuinamente nos muestra ante el mundo, la que nos hace ser más reconocibles de puertas a fuera. Aquí la Semana Santa no se discute, aquí la Semana Santa se vive, se disfruta y se comparte. Qué mayor reconocimiento que esa cercana declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad a las tamborradas. 

La semana pasada fueron las Jornadas de Convivencia de la Ruta y 15 días antes, las Jornadas Nacionales. Quienes participan en una o en ambas citas pueden/podemos acreditar dos cosas; el hermanamiento y el sentimiento de unidad en torno al tambor, y el civismo que se comparte en estos días. Creo que pocas cosas pueden reconfortarnos tanto como ver desfilar a las compañías de Guardias y alabarderos, como compartir el momento de una Rompida en la plaza del pueblo anfitrión y seguir con toda una noche de toques; cada uno con su tambor, su indumentaria y todos compartiendo pasión desde el respeto y con todo el sentimiento. Las jornadas de Convivencia se han convertido en una tradición exitosa, y más allá de a quienes las organizan, hay que felicitar a la gente de los 9 pueblos que las disfruta y que participa, porque es en ellos donde reside lo mejor de nuestra tradición. 

Y a partir de este momento a sentir y vivir en cada pueblo nuestra semana grande; a seguir mostrando al mundo lo que desde este pequeño rincón sabemos hacer cuando atronamos el cielo con los redobles de miles tambores y bombos. Con el menor esfuerzo inversor, con un gasto ínfimo, vamos a colapsar nuestras carreteras, a llenar alojamientos, restaurantes, a vaciar nuestras tiendas; lo haremos en los 9 pueblos de la Ruta y en buena parte de los que nos rodean, especialmente en aquellos que se han sumado a la pasión tamborilera; hay Semana Santa para todos y hay que felicitarse por ello y disfrutarlo, sin más. 

 Aprovecharé la ocasión para felicitar a aquellas personas que se desviven por preparar estos días, y muy especialmente a alcorisanos como Pepe Espada, Isabel Espallargas y Blas González, a quienes les vamos a reconocer su buen hacer. Yo seguiré disfrutando con los míos, compartiendo con mi familia, especialmente con mis padres y con mis hijos esta pasión tan humana, tan nuestra. Que suenen pues los tambores y bombos, que lata el alma de la tierra baja y que viva la Semana Santa.


Galería