Opinión

Comunicación

25/06/2018

El verano ya está aquí

José Manuel Salvador Minguillón

Por José Manuel Salvador Minguillón

Concejal en Ejulve y consejero en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos

Las temperaturas nos recuerdan que ya ha llegado el momento de disfrutar del verano, tras una primavera generosa en lluvias (aunque tardaron en llegar) que ha roto la norma de los últimos años. Los niños acaban el colegio, se abren las piscinas, los días se alargan y la fruta y hortaliza de temporada se disfrutan en la mesa. Las comarcas bajoaragonesas están de fiesta, porque en pocos días se abrirán varias casas de pueblo que llevan todo el año cerradas, las fiestas patronales llenarán de color y vida nuestros municipios y el reencuentro de familiares y amigos generarán un clima diferente al del resto del año, más cálido y participativo. 

No me quiero olvidar de las iniciativas y eventos deportivos que se organizan en casi todos los pueblos, así como de la importante red de festivales organizada desde asociaciones sin ánimo de lucro con la que cuenta la provincia de Teruel, que este año ha recibido un apoyo específico de la Diputación Provincial de forma merecida. Acabamos de disfrutar del Tamborilé, este fin de semana viene el Poborina Folk y varios más se sucederán durante éstas fechas. Teruel es territorio de festivales autogestionados, con el esfuerzo altruista de mucha gente y eso sería una pena perderlo. 

La temperatura también ha subido en el panorama político, la moción de censura a Rajoy ha hecho saltar por los aires al Partido Popular, que se enfrenta a las primeras primarias de su historia para designar al sucesor. Han salido suficientes candidatos como para montar un equipo de fútbol… Mientras tanto, en Aragón, Lambán en plena carrera electoral hacia 2019 se arrima a la derecha con el acuerdo del impuesto de sucesiones, dejando a los partidos de izquierda que le habían apoyado hasta ahora en la estacada…Y qué decir de la política internacional, entre los coletazos racistas de Italia con el tema de los refugiados y la separación de niños y padres en la frontera entre Estados Unidos y Méjico, está la cosa como para echarse a temblar. 

Pero bueno, qué les voy a decir, vamos a intentar disfrutar del verano en armonía y junto a los amigos y familiares. Para mí será un verano especial, ya que va a ser el primero en el que mi abuela no esté entre nosotros en nuestro retiro de Ejulve. Descanse en paz.


Galería