Opinión

Comunicación

16/09/2018

Festivales turísticos

Javier Carbó Cabañero

Por Javier Carbó Cabañero

Alcalde de Escucha y diputado en la Diputación de Teruel

Ahora hace un año, más o menos, hacíamos un artículo sobre un conjunto de festivales con multitud de disciplinas que tenemos repartidos por toda la geografía de la provincia, poniendo a la luz la importancia y la labor socio-cultural y repercusión económica que ejercen sobre el territorio. Festivales que son realidad gracias al esfuerzo de multitud de voluntarios a través de las distintas asociaciones sin ánimo de lucro pero, sobre todo, a la necesidad del apoyo institucional. 

Aunque, para estos festivales, es cierto, que existía ya convocatoria desde el Gobierno de Aragón, y que algunas comarcas, no todas, han apostado por ellos, y que los Ayuntamientos apoyan dentro de sus posibilidades, se echaba en falta un verdadero apoyo por la institución provincial. 

Gracias a un grupo de programadores de estos festivales, que fueron capaces de transmitir a la parte técnica y política de esta Institución, la importancia que tiene la industria cultural en el conjunto del territorio, debido principalmente al impacto económico que se genera alrededor de las empresas de servicios ubicadas en el mismo, este año, por primera vez, aparece una convocatoria dedicada exclusivamente a estos festivales, llamada ‘Festivales turísiticos’ y, aunque evidentemente, los inicios siempre tienen dificultades, en cuanto a convocatorias, es importante seguir apostando por ellos. 

Esta convocatoria ha tenido una gran acogida entre los programadores de festivales, ya que, traducido en un apoyo económico, ha generado «una brisa de aire fresco» al conjunto de estos, permitiendo hacer fuertes a los festivales más consolidados, aportando tranquilidad a festivales de mediano formato y dando un importante apoyo a los que inician su andadura o apuestan por propuestas arriesgadas, pero también ha servido para promocionarse en conjunto haciendo que estos eventos tejan una red por todo el territorio provincial y durante todo el año, proponiendo una rica oferta turístico-cultural, sin olvidar la actividad social que aporta a los municipios que albergan este tipo de festivales. 

Concluyendo, este tipo de festivales aportan entretenimiento, cultura y riqueza, en todas las épocas del año, a un territorio asolado por la despoblación y la falta de recursos económicos, sociales y culturales.


Galería