Opinión

Comunicación

03/02/2017

Somos periféricos

José Manuel Salvador Minguillón

Por José Manuel Salvador Minguillón

Concejal en Ejulve y consejero en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos

La provincia de Teruel comienza 2017 con aires reivindicativos, a los que yo me uno encantado, porque entiendo que las injusticias siempre hay que denunciarlas y tratar de resolverlas. 

El mes de enero nos ha vuelto a demostrar que “somos periféricos”. Nuestros hospitales son destinos periféricos, todo lo que no sea Zaragoza es periférico… Puede sonar a chiste, pero si yo tuviera algún año menos y me quisiera quedar a vivir en la provincia de Teruel, no dudaría en prepararme en la Universidad y opositar en determinadas profesiones vinculadas a los servicios públicos, porque tendrías altas probabilidades de conseguir una plaza fija en lo que te gusta hacer y en donde quieres vivir. 

También tuvimos un temporal de nieve importante a mitad de enero, varias localidades, explotaciones ganaderas y masías quedaron aisladas durante varios días en Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, además con cortes de suministro de luz, por si faltaban más problemas. Esto no deja de ser algo normal en nuestro territorio en esta época del año, pero en pleno siglo XXI los ciudadanos exigimos mayor capacidad de respuesta a las administraciones. ¿No hay opción de que las diferentes administraciones implicadas, en vez de echarse las culpas una a la otra, se sienten para hacer una valoración conjunta de lo ocurrido y plantear soluciones e iniciativas para afrontar mejor estos episodios cada vez más excepcionales? Los vecinos lo agradecerán. 

Además tengo una gran preocupación por el futuro de las comarcas y su dependencia respecto a la aprobación o no de los presupuestos en el Gobierno de Aragón. Les quiero ilustrar con un caso real: Comarca de Andorra – Sierra de Arcos; como en 2016 recibimos del Gobierno de Aragón una cantidad muy importante (sobre 600.000€) a través de un convenio para afrontar todos los gastos de servicios sociales (por lo tanto no estaba recogida en el presupuesto inicial), ahora con la prórroga del presupuesto no podemos disponer de esa cantidad. Se han hecho todas las cábalas posibles para repartir las partidas presupuestarias de las que disponemos legalmente y podemos llegar a pagar a los trabajadores y todos los servicios que prestamos hasta finales de marzo, no más. Estas situaciones te hacen ver realmente la importancia y la necesidad de que se aprueben los presupuestos de 2017 del Gobierno de Aragón. 

No me quiero olvidar de los agricultores turolenses, que el 15 de febrero marcharán en Zaragoza reivindicando mejoras en la PAC. Y otras tantas reivindicaciones vinculadas a nuestra provincia, la verdad es que nos sobran.


Galería