Opinión

Comunicación

23/02/2017

No podemos seguir sin presupuestos

Ángel Hernández Sesé

Por Ángel Hernández Sesé

Miembro del Comité Nazional de CHA

Acabamos el mes de febrero, ya se adivina en un mes la llegada de la primavera y hacia ella nos encaminamos los aragoneses sin Presupuestos. Nada oiga, que no hay voluntad, que no hay ganas; que hay mucho paripé, mucha puesta en escena, pero no hay medidas concretas. Se ve que no Podemos tener presupuestos porque antes de hablar de las cifras, hay quien quiere elegir a los interlocutores; se puede hablar a dos bandas, pero no a cuatro, no sea que la izquierda sume. 

Podemos hacer y deshacer, podemos decir muchas cosas, pero lo que no pueden es tomar el pelo a la gente. No podemos permitirnos el lujo de seguir sin presupuestos, porque quienes de verdad padecen todo esto, son (somos) los ciudadanos; no podemos tener inversiones, no podemos desarrollar proyectos, no podemos hacer nada. Todos sabemos el momento en el que se encuentran las comarcas, todos sabemos que la asfixia es total; pero sin presupuestos tampoco podremos arreglar las carreteras que tanto venimos demandando (Por ejemplo la de Ejulve a los Degollaos, la de Cañada de Verich a la Ginebrosa) porque lo que se logra con este proceso es posponer la ejecución de servicios que son esenciales para los ciudadanos. Y a ver que pasa con esas asociaciones, proyectos culturales, sociales, ayudas, con todo aquello que depende de esas cuentas públicas. 

Uno puede ser muy hábil en twitter, inventar campañas, lanzar hastag y tener mucho eco; pero lo que no se puede es condicionar el devenir de la ciudadanía; si ni siquiera se conoce el contenido de los presupuestos, cómo es posible que alguien bloquee si más su negociación; ¿Esto es la nueva política? En fin, pues aviados vamos. Porque el día en el que se aprueben los presupuestos (confío en que el paripé no se eternice), a ver quién es el que puede justificar; porque no Podemos olvidar que en el mejor de los casos llegaremos a Abril sin que hayan sido aprobados; y luego hay que publicar, licitar, contratar, justificar, y no sé yo si Podemos hacerlo todo. Creo que Podemos encontrarnos con un problema mayúsculo y con un lastre injustificado para el desarrollo de Aragón. A ver si entra en la sesera, que a la hora de hablar se puede hablar hasta con el demonio, lo de llegar a acuerdos es posterior, pero que hay que negociar sí o sí, y que no Podemos seguir sin presupuestos.


Galería