Opinión

Comunicación

30/04/2017

Un lodazal inmundo

Ángel Hernández Sesé

Por Ángel Hernández Sesé

Miembro del Comité Nazional de CHA

Es imposible permanecer ajeno al hedor que desprende la política española, y al Partido Popular en particular. Una trayectoria salpicada por casos de corrupción de todo tipo que ya hemos glosado en otras ocasiones. Pero lo de estos días con el exPresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, las presiones y maniobras de la fiscalía, todo lo que emana de la Gürtel es ya inadmisible. Y lo es por dos razones fundamentales. 

La primera de ellas es que desde la Presidencia del Gobierno se gestiona toda esta situación de espaldas a la ciudadanía, como si no debiese afectarnos, ni importarnos. Pretenden que el tiempo ejerza de bálsamo y olvidemos. Pero eso ya lo pretenden desde el comienzo de este lodazal. El distanciamiento de la calle es abismal; y el descrédito de la clase política dirigente imparable. Ante hechos consumados se nombra al Fiscal Anti Corrupción de la casa, para que evite injerencias de la judicatura. El despotismo y la indolencia con la que nos tratan, no tiene parangón en democracia. Que ante lo ocurrido el presidente diga que ellos persiguen a la corrupción… madre mía que rosario de presidente autonómicos, Matas, Gonzalez, Sánchez, Camps….todos aquellos que fueron ejemplares. Que se niegue la evidencia y se opongan a dar explicaciones en sede parlamentaria es un insulto que no sólo lo desacredita a él, sino que pone en entredicho a todo el sistema y a quienes con su indulgencia lo permiten. 

La segunda es ver como que no es que estuviésemos en crisis, es que nos han saqueado literalmente; nos han robado, se han llevado el dinero público a manos llenas. Lo que más admiro de las democracias anglosajonas, y especialmente de la americana, es su implacable gestión de la mentira. Allí no tendrían cabida, aquí están al frente de un gobierno, y encima repitiendo. Y lo han hecho con la abstención de algunos que hoy quieren regenerar no se sabe muy bien qué. ¿Hasta cuándo? Y hasta cuándo sus compañeros van a ser cómplices con su silencio, y sin revelarse contra este lodazal inmundo.


Galería