Opinión

Comunicación

03/05/2017

La falta de bomberos, ¿hasta cuándo?

Javier Carbó Cabañero

Por Javier Carbó Cabañero

Alcalde de Escucha y diputado en la Diputación de Teruel

Casualmente, ahora hace un año, que presentamos en Diputación Provincial, una moción conjunta Chunta con Ganar Teruel, en la que buscábamos una solución a la problemática del Servicio Provincial de bomberos. Y no sólo para cumplir la Ley, sino también, por necesidad. 

La falta de plantilla, que actualmente cuenta con 60 profesionales siendo necesarios 150; la imposibilidad de cumplir el tiempo de actuación en gran parte de nuestro territorio debido a la distancia entre los diferentes parques, Teruel, Alcañiz y Calamocha y, con el resto del territorio, que supera los 35 minutos mínimos fijados por la Ley; la necesidad de que la capital de Teruel aporte recursos al Servicio Provincial y no dependa exclusivamente de este, por no exigir que realmente tenga su propio parque ya que supera los 20.000 habitantes exigidos por ley para tener parque propio; y la creación en un futuro de un único servicio aragonés de bomberos (SAB) dependiente del Gobierno de Aragón (GA); son asuntos que, en esa moción, se aprobaban con el apoyo de todos los grupos políticos. 

Y aunque si bien es cierto que de alguna manera parece que se intenta poner remedio a esa problemática mediante reuniones y/o conversaciones con el Ayuntamiento de Teruel y el GA, la única respuesta que nos da el equipo de gobierno, pleno tras pleno, en el apartado de preguntas, es la intención de crear el famoso IV parque en las cuencas mineras, dotado presupuestariamente con fondos FITE para su construcción, que bien, resolverá parte del gran problema en el tiempo de actuación, pero que, difícilmente será operativo, si no se resuelve el verdadero problema, la falta de personal. 

Y todo esto viene a cuento debido a los últimos acontecimientos, y no por que los bomberos no sean verdaderos profesionales, sino todo lo contrario, la denuncia en prensa de la falta de personal en el parque de Calamocha en una actuación, esta Semana Santa, llevada a cabo con éxito por el único bombero de guardia, pone más que de manifiesto la necesidad de aumentar personal, además de poner en riesgo la seguridad, tanto de las víctimas, como los propios profesionales.


Galería