Opinión

Comunicación

14/06/2017

Los Presupuestos del Estado y la Punta de Treserols

Carmen Martínez Romances

Por Carmen Martínez Romances

Diputada en las Cortes de Aragón y Secretaria General de CHA

Cuenta una de las leyendas de la montaña que un pastor negó comida a un hambriento y éste le reprochó: “Te perderás por avaricioso, y allí dónde te pierdas saldrá un gran monte, inmenso, tan grande como tu falta de caridad”. Dicen que se nubló el cielo, se espantaron lo animales, el cicatero personaje protagonista de esta historia lo perdió todo y “se convirtió” en el monte Perdido.

Si pidiéramos desde aquí dádivas imposibles, prebendas absurdas y no una atención inversora justa a las reclamaciones mayoritarias de Aragón en los Presupuestos Generales del Estado para este año, podríamos desear hasta que Rajoy fuera el “nuevo protagonista de este cuento”. Sin embargo, como queremos que sus políticas “ni se asienten”, “ni se perpetúen en nuestro país”, esperamos que, a pesar de su constancia en el ninguneo presupuestario que mantiene con Aragón, no se transforme, como castigo, en otra Punta de Treserols de nuestro Pirineo. Y es que los datos de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 son desoladores: No incluyen ni un solo proyecto nuevo para Aragón, se reduce la inversión en más de un 20% con respecto al año anterior y tenemos hasta 24 proyectos para nuestro territorio que llevan diez o más años sin que estén todavía concluidos y la mayoría ni siquiera han comenzado. 

Venimos además de cifras ya muy negativas: el porcentaje de inversión, con respecto al conjunto del Estado, se ha reducido a la mitad en Aragón comparando el periodo 2008-2011 con el 2012-2016. De este modo retrocedemos, cual “glaciar pirenaico por mor del calentamiento global”, hasta el último lugar en la inversión finalmente adjudicada, detrás solo figuran ya las comunidades uniprovinciales. 

Sin olvidar que si ya se presupuesta poco para Aragón se ejecuta menos: 600 millones de euros de Fomento no fueron finalmente invertidos durante el periodo 2009-2012, de partidas con nombre y apellido aragonés tan aragonés como el desdoblamiento de la N-232. Otro ejemplo puntual de toda “esta panorámica global”: mientras el compromiso con la “Y vasca” tiene ya fecha concreta e inversiones claras: 3.380 millones de euros hasta 2023, la reapertura del ferrocarril internacional del Canfranc ve como otro año más se relega la inversión plurianual prevista el año pasado. Un clásico de este gobierno por otra parte: Este año se alcanza una cifra negativa de 93 millones de euros menos en Aragón, entre lo previsto inicialmente a invertir este año, según se indicaba en los plurianuales de 2016, y lo que realmente se ha incluido en los Presupuestos de 2017, sumando solo lo contemplado por dos Ministerios, el de Fomento y el de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. 

Eso sí, mientras tanto el Partido Popular y el PAR siguen "aplaudiendo, como compañeros de viaje en la misma cordada, estas cuentas del Gobierno Rajoy”. No se molestan ya ni en reclamar un aumento de inversiones suficiente durante la tramitación presupuestaria en el Congreso". ¿Será que han dedicado tantos esfuerzos a pactar con las fuerzas políticas vascas y canarias que han perdido ya todo su empuje político, relegando, una vez más a Aragón de sus prioridades inversoras? Ni Ciudadanos, como “sherpa aventajado del PP”, nos ha servido a Aragón. Ante esta situación, desde Chunta Aragonesista, gracias a los acuerdos políticos alcanzados con Compromis, vamos a presentar hasta 43 enmiendas parciales, durante la tramitación de los Presupuestos Generales en el Senado, que incluyen hasta 280 millones de euros para Aragón. Se intenta acortar los plazos previstos para los desdoblamientos y autovía pendientes, se presentan más partidas para la renovación del ferrocarril del Canfranc, el impulso al tren Cantábrico-Mediterráneo o para el cercanías de Zaragoza y su área metropolitana, dando de baja las partidas destinadas al recrecimiento del pantano de Yesa y a la construcción del embalse de Biscarrués, destinándolas a planes para actuar contra contaminación lindano y planes restitución territorial de zonas ya afectadas por embalses en Aragón. Sin olvidar una petición para la recuperación del patrimonio histórico-artístico aragonés con 30 millones de euros adicionales. 

En las manos y en los votos de la Cámara Baja está durante este mes de junio aumentar o no las inversiones previstas para Aragón. Aragón necesita “alcanzar la cumbre” para ver, desde la cima, como se “despeja nuestro futuro presupuestario”.


Galería