Opinión

Comunicación

02/07/2017

La Central Térmica y el futuro

José Manuel Salvador Minguillón

Por José Manuel Salvador Minguillón

Concejal en Ejulve y consejero en la comarca de Andorra-Sierra de Arcos

El pasado viernes 23 de junio tuve el placer de compartir mesa de debate con reconocidas figuras de la clase política aragonesa. Nos habían invitado desde la Mesa por el Futuro de Andorra, para trasladar la posición de los 7 grupos políticos con representación en las Cortes de Aragón ante la amenaza del cierre de la Central Térmica y las propuestas de futuro. 

Desde CHA defendí la necesidad de trabajar todos juntos hacia una transición justa, asumiendo que los combustibles fósiles en la Unión Europea tenían fecha de caducidad, que el carbón es pasado y presente pero no futuro y que el territorio debía afrontar la reconversión. Pero para conseguir esa transición justa, debemos conseguir una prórroga en el cierre de la Central Térmica hasta 2025, porque a 2020 ya no llegamos a tiempo para afrontarlo… Otros partidos eran más reacios a olvidarse del carbón, incluso defendieron con vehemencia sus logros con el Plan MINER y su gestión a lo largo de estos años… Y ante los reproches entre unos y otros, les advertí que no gastáramos saliva en mirar hacia atrás, porque todos, de una manera u otra, habíamos fallado. 

Intenté ser proactivo ante el planteamiento de nuevas propuestas, ya que la Unión Europea nos cierra unas puertas, pero nos abre otras. ¿Dónde están los políticos de esta tierra interesados en las nuevas estrategias europeas para la reactivación económica, como la economía circular o el Plan Juncker de apoyo a la inversión? ¿Los habéis visto alguno? Yo tampoco… También planteé la necesidad de trabajar a partir de 2018 en un Plan de Reactivación Económica integral, dejando atrás Mesas de la Minería y otras estructuras sectoriales que han “errado en el tiro”; debemos abrir el foco y fomentar el crecimiento en todos los sectores, no solo el industrial, apoyando pequeños negocios locales frente a buscar la solución en grandes empresas que vengan de fuera, fomentar el espíritu empresarial y facilitar el asentamiento en nuestro territorio. Y defendimos la necesidad de la elevación de aguas del Ebro y atender a los procesos participativos locales ya realizados para afrontar ese reto.


Galería