Opinión

Comunicación

31/12/2017

CHA, la oportunidad para Aragón

José Luis Soro Domingo

Por José Luis Soro Domingo

Presidente de CHA y consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón

Cuando llegan estas fechas uno tiende al recuerdo. Recuerda a sus padres en las cenas de Navidad, siempre dispuestos, humildes, haciendo, entregando, amando. Recuerda sus Navidades de niño y la ilusión, a veces convertida en cierta inquietud, ante la llegada de los Reyes Magos. Recuerda su adolescencia con la duda vital incorporada a todas y cada una las respuestas. 

Hoy, como presidente de Chunta y desde el inmenso honor de haber sido el primer consejero de mi partido, quiero recordar, y en ese recuerdo agradecer, a todos los chunteros y chunteras que me han precedido, que me han acompañado y que me sucederán, también a los que ya no están. CHA nació hace 31 años, heredera del sentimiento aragonesista que aupó a aquel Partido Socialista de Aragón, que tuvo en Emilio Gastón y José Antonio Labordeta a dos de sus grandes referentes, dos hombres que lucharon y amaron a Aragón y que fueron visionarios de un aragonesismo cosmopolita, abierto, de izquierda moderna y solidaria, sabedor de todas sus derrotas y luchador infatigable para alcanzar victorias. 

CHA nació hace más de tres décadas con tres grandes argumentos: Aragón, el socialismo y el feminismo. Desde entonces, los hombres y mujeres que han formado y formamos parte de este proyecto político caminamos con ese ADN, porque esos valores son nuestra bandera ideológica y ética. Al principio, muy pocos nos entendían y muchos intentaron acabar con aquellos jóvenes que alzaban sin miedo la bandera del nacionalismo aragonés. 

Desde aquellos primeros pasos de CHA en la política aragonesa han pasado muchos años y la historia de mi partido se escribe, por supuesto, con errores y con aciertos, y quizá el mayor de estos es haber sabido defender, desde la coherencia y la integridad y desde cualquiera de las instituciones en las que hemos estado representados, a Aragón, a las aragonesas y aragoneses. 

Claro que no somos Aragón: Aragón son todos los hombres y mujeres que lo habitan y aman. Pero sí somos el único partido que nunca traicionará a Aragón por ese puñado de votos que los partidos estatales necesitan para ser los vencedores. 

CHA, como partido, nace urbano, pero pronto se extiende por todo el país, porque su alas dan cobijo y respuesta a todos los que persiguen un lugar para vivir diferente, sin humillaciones, con el reconocimiento que se merecen: CHA ha estado con los mineros y los agricultores, con los trabajadores y los emprendedores; CHA siempre ha defendido nuestra identidad, nuestra cultura y nuestras lenguas; CHA está en Jánovas y con Teruel Existe, en contra de Yesa o Biscarrués; busca que nadie invada ni arrase sus montañas, pero también hacer de Zaragoza esa capital para Aragón, que tenga en el mapa de Europa un lugar selecto entre las ciudades más selectas. CHA, por supuesto, es un partido nacido para el diálogo y la búsqueda de los consensos. 

Hace ahora dos años y medio, en julio de 2015, tomé posesión como consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, algo que para mí es un orgullo y seguramente una de las cosas más importantes que me van a pasar en mi vida profesional y política. Desde el primer día, empezamos a trabajar duro por Aragón, por un Aragón más solidario con los desfavorecidos, por un Aragón más vertebrado, por un Aragón con futuro, y piedra a piedra, esfuerzo tras esfuerzo estamos construyendo ese Aragón del que todos y todas nos sintamos orgullosos. CHA es la oportunidad para Aragón, lo ha sido desde hace 31 años y lo será en las próximas décadas, porque Aragón necesita la voz de CHA para que Canfranc se reabra, para luchar contra la despoblación, para que nadie atente contra nuestra dignidad e identidad como pueblo, para crecer económica y humanamente, desde la justicia social. 

Porque Aragón es un tren al corazón de Europa que CHA sabe conducir.


Galería