Engaño del Gobierno con la convocatoria de ayudas a jóvenes agricultores y para modernización

Spread the love

El consejero de Agricultura y Ganadería, Modesto Lobón, reconoce hoy en el Boletín Oficial de Aragón lo que el diputado Joaquín Palacín denunció ayer en rueda de prensa: que tres meses no eran tiempo suficiente para resolver la concesión de las ayudas para incorporación de jóvenes agricultores y modernización de instalaciones convocadas el 12 de septiembre de 2013. El propio consejero Lobón había explicado en ocasiones que su departamento necesitó en 2012 de seis a once meses para resolver ayudas similares: “tenía los datos de que no podía cumplir en tres meses, y aun así, fijó ese plazo a sabiendas, ¿cómo se le llama a eso sino engañar y jugar con la gente del campo?”, se ha preguntado Palacín.

Lobón modifica en una nueva Orden publicada hoy en el BOA la convocatoria de septiembre para que los 3 millones de dotación previstos dentro del Plan Impulso correspondan a los presupuestos de 2014, con el siguiente argumento: “el escaso margen de tiempo disponible, así como la propia naturaleza de los gastos e inversiones objeto de subvención, hicieron imposible la ejecución material de las medidas de incorporación de jóvenes agricultores y ganaderos con cargo a la asignación presupuestaria prevista en el ejercicio 2013 y consignada en la orden de convocatoria, por lo que resulta necesario modificar la dotación presupuestaria para la aprobación de estas subvenciones, que serán financiadas con cargo a los Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón para el ejercicio 2014”.

“Que Lobón explique ahora dónde están los 3 millones del Plan Impulso que ahora no va a gastar porque pasa a ser presupuesto ordinario de 2014, y qué ha pasado con los 22,4 millones de euros que estaban presupuestados en 2013 para estas ayudas y que renunció a invertir”, ha exigido Palacín.

Adjuntamos, como recordatorio, la nota de prensa que remitimos ayer sobre este mismo tema:

Zaragoza, 6/2/2014.- El diputado Joaquín Palacín ha cargado hoy contra la política agraria del consejero Modesto Lobón, al que ha acusado de engañar y crear falsas expectativas entre los agricultores sobre las ayudas para incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones.

Palacín ha explicado que, mientras en 2012 hubo una convocatoria con 24 millones de euros (BOA 16 marzo 2012), en 2013, y a pesar de haber un presupuesto de 22,4 millones, Lobón anunció en abril que no habría convocatoria, aunque sin explicar a qué fin alternativo se destinaría ese dinero. Y meses después, a través del Plan Impulso, acabó haciendo una convocatoria, pero solo con 3 millones de euros (BOA 12 septiembre 2013).

“Esto fue solo un premio de consolación, el chocolate del loro, y por mucho que al consejero se le llene la boca hablando de la importancia del apoyo a la modernización y al relevo generacional, los números cantan: se han dedicado 21 millones menos a estas ayudas, y se ha perdido mucho dinero cofinanciado por Europa y el Ministerio”, ha afirmado el diputado de CHA.

“Para colmo – ha continuado- , quienes pidieron estas ayudas todavía están esperando saber si las van a recibir, porque la resolución debería haberse
producido hace casi un mes, el 10 de enero”. Y es que la convocatoria fijaba un plazo de 3 mes, un tiempo demasiado corto para poder valorar las solicitudes y decidir las adjudicaciones, más teniendo en cuenta que el propio consejero Lobón ha explicado en ocasiones que su departamento necesitó en 2012 de seis a once meses.

“Así que esta convocatoria de 2013 dentro del Plan Impulso fue solo de escaparate, tanto por lo exiguo de su dotación como por la forma en que se ha realizado”, ha denunciado Palacín, que ya ha presentado preguntas al respecto y también quiere saber si habrá convocatoria ordinaria en 2014, y por
tanto, si se van a invertir los 29,2 millones presupuestados por el departamento este año “o también, como en 2013, va a ser una ilusión óptica, porque de nada sirve que esté el dinero en los papeles si luego no se ejecuta”.

En la última convocatoria ordinaria de 2012 la dotación fue de 21 millones (17 para modernización y 7 para jóvenes agricultores, financiados por el Ministerio y Gobierno de Aragón al 36,5% respectivamente y por el programa FEADER en un 27%) y las ayudas se quedaron cortas “así que realmente existe demanda, y este Gobierno está dejando colgada a la gente que quiere vivir y trabajar en el campo”, ha afirmado el portavoz de Agricultura y Ganadería de CHA.