Intervención de Chuaquín Bernal en el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza de diciembre de 2020

Spread the love

Buen día, señoras concejalas, señores concejales:

Soy Chuaquín Bernal, presidente de Chunta Aragonesista en Zaragoza. Y sí, Chunta Aragonesista vuelve a este pleno, vuelve a esta institución de donde no debió de salir. ¡Qué diferente sería ahora la composición de esta corporación si Chunta Aragonesista estuviese aquí representada! Por ello volvemos al sitio en el que durante 25 años trabajamos duro por esta ciudad y en el que ayudamos a construir una Zaragoza más justa y mejor, más social. Lo hicimos con coherencia y, sobre todo, mediante la palabra y el pacto. Nuestra nacionalidad, tan histórica como milenaria, se construyó y se construye mediante el pacto. Todas las personas que representaron a esta formación en cualquiera de sus líneas tenían palabra y eran capaces de llegar a acuerdos, algo que se echa de menos en estos tiempos. 

Que nadie dude de que volveremos, que esta intervención es la primera de muchas, que esta ventana que hoy abrimos será el regreso del aire fresco a esta casa y que esa entrada significará el final de sus políticas antisociales y provincianas. Por ello, no es casual que nuestra primera intervención en el retorno de Chunta Aragonesista a este pleno sea de la mano de una moción que trata de participación ciudadana, un tema troncal para nosotras y nosotros. No obstante, hay varias mociones presentadas que podemos suscribir y apoyar desde CHA, como la que pide una solución definitiva para la causa saharaui o sobre las casas de apuestas, auténtica lacra que azota a la juventud de los barrios populares. De las presentadas por las derechas, mucha paja y poco grano, y de las presentadas por la ultraderecha, una constante decepción tras otra. Pleno a pleno se pone de manifiesto que nunca una presencia política en este Consistorio fue tan prescindible, que nunca una presencia política en este plenario fue tan inútil como perjudicial para nuestra sociedad. La presencia de la ultraderecha es una anomalía, un hecho distópico que el tiempo devolverá a la caverna de la que salió.

Porque Zaragoza se construye entre todas y entre todos: a ixena. Porque Zaragoza es la suma de un esfuerzo colectivo, del esfuerzo de sus gentes. Las entidades han desempeñado un papel fundamental en la construcción social, urbana y medioambiental de la ciudad. Por ello, han de devolver la participación que ustedes secuestraron con su llegada en 2019. Porque la participación no es escuchar aquello que quieren oír, como están haciendo en sus actuaciones urbanas en Plaza Santa Engracia, Salamero o en otras, donde la participación vecinal solo existió en sus cabezas; juntar a las entidades para hacerse una foto con ellas no es lo que se espera de un ayuntamiento serio, democrático. 

La participación en el ámbito cultural, como en otros sectores, ni está ni se le espera, tomando decisiones unilaterales que generan rechazo, como en sus planes para la reconversión de la Lonja, #LaLonjaNoSeToca es ya un movimiento de personas que desean que este lugar siga siendo lo que es, un espacio expositivo de referencia. Tampoco se espera de este Ayuntamiento que se escuche a unas juntas municipales y vecinales y a otras no. Usted, señor Azcón, solo escucha a aquellas que le aseguren un beneficio electoral evidente, aquellas que paguen un diezmo. Nuestras Juntas Municipales tienen actuaciones pendientes desde hace demasiado tiempo sin que se resuelvan, y si nos creemos la descentralización y la desconcentración deberíamos dotarlas de más recursos, de más medios, y sobre todo de respeto a sus decisiones y actuaciones democráticas. No me quiero olvidar de nuestras Juntas Vecinales, aunque ustedes sí que lo han hecho al desechar la realización de obras necesarias en nuestros barrios rurales que contaban con la financiación de la Diputación de Zaragoza: el convenio de barrios rurales. Barrios donde viven zaragozanas y zaragozanos que parecen ser de segunda categoría para su gobierno.

Por ello solicitamos a este pleno un paquete de desconcentración hacia nuestras juntas, un proceso consensuado con los órganos territoriales, con los partidos, con las entidades, con los vecinos y vecinas. Un proceso de democracia pura en un contexto recentralizador que quiere acabar con todo. Un proceso que acerque nuestro Ayuntamiento a las personas, un proceso que considere a las Juntas Municipales y Vecinales como lo que deberían de ser, la puerta de acceso a los servicios municipales.

El año 2023 cada vez está más cercano. Bien lo sabe usted, señor Azcón. Sabe que se le agota el tiempo, usted está hipotecando económicamente la ciudad para cortar cintas y poner lucecitas, mientras que no puede, o más bien no quiere, dotar de un Presupuesto a Zaragoza, siendo la única gran ciudad del Estado que aún no dispone de Presupuestos para 2021 aprobados cuando más falta hacen. Aprenda usted la lección del Gobierno de Aragón, que tendrá presupuestos aprobados esta semana. Usted sabe bien que hay muchas personas y entidades que dependen del presupuesto, auténtica herramienta social y económica, sabe que la prórroga presupuestaria supone el suspenso de los pagos y transferencias a las entidades que prestan un servicio esencial a la ciudad. Bien lo sabe, pero ya le va bien para sus planes acabar con la red que supone el tejido asociativo de Zaragoza. Señor Azcón, 2023 está cercano y con él su ocaso. No destruya la ciudad que durante décadas se ha construido de manera participativa, deje algo que sea reconocible frente a lo efímero de sus políticas.

Muchas gracias