La Avenida de Cataluña, tarde y mal

Spread the love

Cristina Marín Chaves, coordinadora de CHA en Rabal-Galligo

El pasado mes de noviembre, después de muchos años de espera, vecinos y vecinas, trabajadores y trabajadoras del entorno de la Avenida de Cataluña pudimos ver por fin el proyecto de pavimentación y remodelación de la avenida entre la Z-30 y la calle Veintitrés de Abril. El proyecto nació tarde y mal, incompleto y, además de no poner solución a las personas usuarias de la vía, dificulta más si cabe nuestra vida diaria. Pero sobre todo nació muerto, sin dinero ni voluntad.

Desde 2019, cualquier cantidad asignada a la avenida Cataluña se ha ido evaporando como el éter, concretamente, 5,8 millones de euros de inversión en plurianuales no ejecutados (más los 2,8 que estaban previstos para este 2022 y que, de momento, han sido cancelados). En poco más de un mes pasamos de un “el proyecto es imparable” con un presupuesto de cuatro millones y medio de euros a un lacónico “algo haremos” con una partida de 500.000 euros en el presupuesto de 2022, cada día más en el aire.

Pero, además, el proyecto que se presentó se realizó sin tener en cuenta nuestras opiniones y necesidades, y no será porque no lo hayamos pedido. Durante años hemos demandado una reforma dialogada y consensuada, pero nadie del actual equipo de gobierno se ha dignado a escucharnos. No digamos ya el propio alcalde, quien en el pleno del 29 de septiembre directamente se salió de la sala en un claro gesto de desprecio hacia sus vecinos y vecinas. Ni siquiera se han acercado a presentar el proyecto a la avenida, como han hecho con otras reformas “estrella” que han acometido durante esta legislatura. Debe de ser que es la reforma “estrellada”, o que les pilla lejos. Pero ni eso, apenas estamos a dos kilómetros de la puerta del Ayuntamiento.

Una renovación tiene que suponer una mejora y no una rémora, por eso los vecinos y vecinas de la Avenida de Cataluña presentamos una serie de alegaciones al proyecto.

En primer lugar, el proyecto de reforma contempla la separación de sentidos con una mediana, que impide la entrada al polígono y viviendas de los lados impares mediante los giros a la izquierda existentes hasta ahora. Si bien es necesario eliminar esos peligrosos giros, debe ofrecerse una alternativa segura y práctica para dar solución a este asunto.

Con el actual proyecto y cronograma de obras, estimamos que no hay una alternativa eficaz de cambio de sentido. El único cambio de sentido real no se encontraría hasta llegar más allá del puente del Río Gállego, en la rotonda de la Z-40. Con ello, se deja sin acceso directo desde el centro a sus casas a los vecinos y vecinas de las viviendas situadas entre los números 165 y 189 y a los trabajadores, trabajadoras y clientela del polígono sito en la calle Isabel de Santo Domingo.

Nuestra propuesta es que se complete el proyecto de esta fase 1, con la inmediata realización del proyecto del cambio de sentido redactado en al anteproyecto aprobado de 2012-2015, el cual se encontraba bajo el puente del ferrocarril.

Estamos hablando de un área muy limitada de actuación, pero con un gran beneficio:

Este cambio de sentido proporcionaría como ventaja adicional para los vecinos y vecinas no solo el desarrollo completo de la actual reforma, sino también la continuidad en los números impares de aceras y carril bici con la reforma ya realizada en 2018.

Estimamos que el equipo de gobierno dispone de suficiente tiempo hasta la ejecución de los trabajos de esta fase para realizar este “mini-proyecto”, presentarlo a ADIF, aprobarlo y licitarlo como continuación inmediata o simultánea de la fase del proyecto presentado. Además, parte de la actuación de los pares de la avenida se está realizando ya como parte de la urbanización del área de actuación F55-2, con lo que se podría disponer de partida para ello.

Por otra parte, esta misma mediana impide también la salida desde la calle Santa Fe, lado pares de la avenida, dirección centro, dejando únicamente un sentido dirección Santa Isabel, lo cual obligaría a los vecinos y vecinas de esa zona a cambiar de sentido donde sea posible, más complicado aún si no se construye el cambio de sentido para dirigirse hacia Zaragoza.

Proponemos que se respete esa salida desde la calle Santa Fe, dirección centro, interrumpiendo la mediana para permitir el giro.
De igual manera debería mantenerse la salida de la calle Lécera para dirigirse dirección Santa Isabel, interrumpiendo la mediana, de forma que permita el giro. Esta interrupción de la mediana permitiría, además conectar con los nuevos viales que ya se están construyendo en el área de actuación F55-2, lo cual favorecería la comunicación entre ambos lados de la avenida Cataluña.

Es fundamental la realización inmediata de dicho cambio de sentido como solución global a la movilidad de la Avenida de Cataluña, y como parte de la reforma completa de la avenida comprometida por el gobierno municipal. Completaría una fase 1 práctica para vecinos y vecinas, trabajadores y trabajadoras, y transportes del polígono, más aún cuando en la zona van a comenzar al menos dos promociones de viviendas, las cuales sumarían aproximadamente casi 200 nuevos pisos.

Los vecinos y vecinas de la Avenida de Cataluña ya no nos fiamos de nada. El actual equipo de gobierno no hace más que vender humo. Promete partidas que luego retira. Nos tememos que, si ahora no se ejecuta el proyecto con la rotonda propuesta, esta tardará otra vez muchos años y lo único que se habrá conseguido será agravar los problemas de movilidad del entorno. Queremos que deje de ser la Avenida de la Marmota, queremos salir de nuestro bucle almodovariano. Queremos dejar de preguntarnos “¿Qué he hecho yo para merecerme esto?”.