Para CHA el presupuesto municipal es insuficientemente social y no está pensado para la Huesca post-covid

Spread the love

Para CHA-Uesca la propuesta de presupuestos municipales para 2021 que debatirá y votará el pleno municipal el próximo miércoles, es insuficientemente social, con un recorte generalizado para las entidades sociales que son las que llegan donde no lo hace la administración, para becas de comedor, o para los clubes deportivos de base, mientras incluye cesiones a VOX prescindibles en estos momentos de crisis.

“Si bien es verdad que el presupuesto recoge algunos proyectos que desde CHA-Uesca consideramos importantes, carril bici hasta el IES Pirámide, conexión de las albercas del entorno de Huesca mediante una red de caminos, tercera fase de reurbanización del Paseo Ramón y Cajal, el ARRU…no entendemos por ejemplo que la partida de la licitación de la redacción del proyecto del Centro de Emergencias y Seguridad Ciudadana no vaya acompañada con partidas para licitar la redacción del proyecto para los nuevos usos que debe de tener la sede actual de la Policía Local y el actual Parque de Bomberos, que desde CHA ya hemos propuesto que sean el primero para las oficinas de servicios sociales y el segundo para el centro de acogida para personas en situación de exclusión, destinando el actual albergue municipal, exclusivamente el comedor social”, ha explicado Sonia Alastruey, coordinadora de CHA-Uesca.

Para Alastruey, “es necesario que los presupuestos municipales no solo piensen a corto plazo, es necesario que se planteen también para la Huesca post-covid, planificando, por ejemplo, la ubicación permanente de los servicios sociales municipales, y por ello consideramos que la partida para redactar el proyecto del Centro de Emergencias debe complementarse con una para licitar la redacción del proyecto de los nuevos usos del edificio de la policía local y del actual parque de bomberos, con el objeto de  dignificar a los usuarios de los servicios sociales, y eso empieza por ubicar las oficinas de servicios sociales en una ubicación permanente y adecuada y buscar una alternativa al actual albergue municipal que ni tan siquiera cuenta con espacios separados para hombres y mujeres”.

Desde CHA consideramos también insuficientes las partidas de carácter medioambiental, y es que “el Ayuntamiento de Huesca, a propuesta de CHA realizó una auditoría energética, cuyos resultados siguen sin ser tenidos en cuenta en los presupuestos, cuando habría que invertir 213.000 € en colegios, Centro “Manuel Benito Moliner” y Museo Pedagógico, inversión que significaría un ahorro anual de 135.000 €, un retorno prácticamente inmediato, en menos de dos años”, afirma Sonia Alastruey.