Santa Cilia actúa contra la pobreza energética

Spread the love

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Santa Cilia, gobernado por Chunta Aragonesista, consciente de la grave situación económica de numerosas familias, en situación de pobreza energética, ha aprobado una moción de CHA, por unanimidad, por la que se compromete a garantizar el suministro de un mínimo vital de energía eléctrica y agua potable para aquellos hogares con escasos recursos económicos que no pueden atender sus necesidades básicas, especialmente en los casos en los que hay hijos menores de edad.

El Ayuntamiento de Santa Cilia solicitará al Gobierno de Aragón que constituya una mesa de trabajo contra la pobreza energética, con participación de asociaciones de consumidores, entidades sociales, compañías suministradoras y expertos en la materia, con objeto de regular los siguientes aspectos, plan que una vez elaborado será trasladado al Gobierno de España para que en las materias de su competencia de cumplimiento a su contenido:

a) Fijar un sistema de tarifas sociales reducidas en los suministros de energía eléctrica y abastecimiento de agua para aquellos hogares con escasos recursos económicos que no puedan atender sus necesidades básicas.

b) Establecer un protocolo de actuación previo al corte del suministro en los casos de impagos reiterados, requiriendo la previa autorización de la administración.

c) Realizar una propuesta de delimitación del concepto de consumidor vulnerable para su desarrollo reglamentario.

Para el Alcalde de Santa Cilia, Manuel Máñez, “la pobreza energética es una manifestación más de la pobreza que con carácter general se extiende en nuestra sociedad como consecuencia de la crisis y los innumerables recortes en el Estado del bienestar, y es que esta situación alcanza a un gran número de hogares y es especialmente preocupante cuando existen hijos menores que sufren en el día a día la imposibilidad de sus familias de mantener en el hogar familiar una temperatura adecuada durante los meses de invierno”.

Máñez, recuerda que “luchar contra la pobreza energética debería de ser un compromiso de todas las instituciones y de toda la sociedad en general, ya que hay que tener en cuenta datos como los que aporta el último Observatorio de Vulnerabilidad de Cruz Roja done se evidencia que el 58 % de las personas atendidas en 2013 tenían problemas para mantener su casa a una temperatura adecuada, un 16 % más que en 2011, y se calcula que este problema afecta a entre un 10 y un 15 % de la población”.