Teseo y la ley de Servicios Sociales

Spread the love

Verónica Villagrasa, secretaria de Derechos y Movimientos Sociales de Chunta Aragonesista

Ha concluido ya el periodo abierto por el Gobierno de España para poder realizar las aportaciones convenientes al anteproyecto de ley de Servicios Sociales.

Estamos ante una reforma servicio esencial que necesita de un nuevo marco donde poder desarrollar las políticas públicas sociales más avanzadas por parte de gobiernos autónomos como el aragonés.

Las propuestas de Chunta Aragonesista presentadas durante este proceso participativo, canalizadas por el Rolde de Movimientos y Derechos Sociales de CHA, apuntan básicamente en una doble dirección:

• Incluir en este nuevo mecanismo normativo las medidas necesarias y oportunas para poder financiar, adecuadamente, los servicios sociales de todas las Comunidades Autónomas.

• Establecer las compensaciones justas a los gobiernos autónomos ante las carencias detectadas por parte de diversas instituciones y organismos que han impedido, hasta la fecha, destinar el suficiente dinero a otras políticas igualmente necesarias, ya que tenían que asignarlos a cubrir las carencias de servicios públicos esenciales como son la enseñanza, la sanidad y también los propios sociales.

Nuestra aportación está basada en los datos incluidos en el reciente informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas de Aragón sobre el “Grado de cumplimiento de los ingresos del presupuesto de la Comunidad Autónoma procedentes de la Administración General del Estado. Ejercicios 2016-2020”.

El citado estudio, elaborado a petición reglamentaria del Grupo Parlamentario de CHA en las Cortes de Aragón, constata la insuficiencia de los ingresos presupuestarios por parte del Estado a Aragón para poder financiar los servicios públicos del estado de bienestar, dentro de los cuales se integran estos servicios sociales.

Los datos del citado informe son tan contundentes como precisos. Se indica que en el último año prepandemia (2019) ya se observó en Aragón un déficit de financiación en los servicios públicos por habitante ajustado de 447 euros, “lo que supone una necesidad de 628 millones de euros adicionales del sistema para financiar completamente el gasto en dichas funciones” (Informe de la Cámara de Cuentas Aragón, 2022, pág. 23), encontrándonos con que, del coste total que supone la prestación de los servicios esenciales, el déficit representa el 17%.

El problema es generalizado, pues todos los gobiernos autónomos tuvieron “un déficit de financiación de los servicios esenciales” (pág. 15). Además, el problema, según se indica en este estudio es estructural, ya que en todos los años se observaron similares niveles en esta cuestión.

Y es en este punto donde retomamos el título del artículo para ahondar en la necesidad de una reforma esencial, de raíz, en el sistema de éste y de todos los servicios públicos. Un cambio estructural basado en una financiación adecuada para poder desarrollarlos como se merece y necesita Aragón.

La disputa filosófica de la conocida como paradoja del “Barco de Teseo” versa sobre si un mismo objeto al que se le reemplazan sus partes sigue siendo el mismo o no. Plutarco la explicaba así: “El barco en el que Teseo y la juventud de Atenas regresaron de Creta tenía treinta remos. Fue conservado por los atenienses incluso hasta la época de Demetrio de Falero, ya que retiraron los viejos tablones a medida que se descomponían e introdujeron madera nueva y más resistente en su lugar, tanto que este barco se convirtió en un ejemplo permanente entre los filósofos, para la pregunta lógica de las cosas que crecen, un lado sostiene que el barco sigue siendo el mismo, y el otro afirma que no”.

Queremos que la reforma del sistema de los servicios sociales públicos sea objeto de un debate sobre la forma, pero también sobre el fondo. La esencia para saber si tenemos un nuevo instrumento o no, el barco de Teseo, pasa por tomar las decisiones oportunas destinadas a garantizar los suficientes medios económicos, más recursos, en este próximo marco normativo que debe aprobarse. El diseño de estos nuevos servicios sociales debe tener una renovación de sus elementos básicos, adaptándose a las nuevas realidades; pero, para que realmente sirva a sus fines, debemos mejorar su financiación.

De ahí nuestra propuesta desde Aragón, de ahí nuestro petición para que sea atendida.