Uesca/Huesca: CHA considera un escándalo el chantaje del Ministerio de Defensa con los suelos del cuartel y la claudicación del ayuntamiento

Spread the love

PSOE, PP, Cambiar Huesca, Aragón Si Puede y Ciudadanos renunciaron ayer a la opción de solicitar en un futuro al Ministerio de Defensa, una vez que no tengan uso militar, la reversión de los actuales terrenos del Cuartel Sancho Ramirez, 10 hectáreas cedidas por la ciudad en pleno franquismo, en 1957, y es que ahora se renueva la cesión por 30 años pero sin obligación de revertirlos. De todo esto se enteró la ciudadanía oscense el mismo día que se iba a votar en Pleno Municipal por lo que una vez más la transparencia en este proceso como en otros ha dejado en evidencia a quienes se comprometieron en campaña electoral a trabajar por conseguir ese objetivo, “ni luz ni taquígrafos”. 

Según el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales en las cesiones entre administraciones, la donante tiene la posibilidad de revertir la cesión si no se destina al uso acordado en un plazo de cinco años, y también se puede pedir la devolución del suelo si posteriormente deja de destinarse al fin para el que se cedió. 

David Félez coordinador de CHA-Uesca recuerda que “con el acuerdo tomado en el Pleno Municipal de ayer con el apoyo de PSOE, PP, Cambiar Huesca, Aragón Si Puede y Ciudadanos, la ciudad renuncia a este derecho de reversión con unos suelos cedidos en el pasado y evidentemente todo parece indicar que ocurrirá lo mismo con los nuevos suelos, las 8 hectáreas que va a adquirir el ayuntamiento de Huesca para cederlos al Ministerio de Defensa para la ampliación del Cuartel Sancho Ramirez para instalar la Brigada Castillejos”. 

Resulta vergonzoso el chantaje del Gobierno de España al Ayuntamiento de Huesca, en vez de velar por los intereses de la ciudad y de la gente, y es que si la pregunta es ¿por qué el Ministerio de Defensa no quiere devolver unos suelos una vez que no tengan uso militar?, la única respuesta posible es que el Ministerio de Defensa quiere asegurarse la posibilidad de especular con unos suelos una vez dejen de tener uso militar, por lo que no caben posturnos como los de la portavoz de Cambiar Huesca, diciendo a los medios que no están a favor para luego votar a favor. 

Desde CHA no queremos olvidar lo que ya ocurrió con el convenio entre Ayuntamiento de Huesca y Ministerio del Interior con el suelo de la cárcel, que contó con nuestro rechazo puesto que favorecía principalmente a las arcas del Gobierno de España cediéndole el derecho a construir unas 160 viviendas en los suelos que el 24 de febrero de 1933 el concejo oscense cedió gratuitamente a la Dirección General de Prisiones para la construcción de la prisión provincial.