Zaragoza: Juan Martín califica de “engaño y timo” el estudio para la línea dos del tranvía, aprobado hoy por el PSOE en Junta de Gobierno

Spread the love

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, ha calificado de “engaño y timo” la decisión tomada hoy por el PSOE en Junta de Gobierno, donde se ha dado luz verde al estudio para la segunda línea de tranvía para la ciudad de Zaragoza. Martín ha explicado que “los zaragozanos vamos a pagar 1.650.000 euros por un estudio que no tiene financiación y que no podrá llevarse a cabo”.

Martín señala que “esta decisión tomada de forma unilateral por el PSOE no tiene consenso ciudadano y tampoco sabemos si responde a las necesidades en materia de movilidad que la ciudad tiene en la actualidad. Los que creemos en la movilidad pública y en el tranvía no podemos prestarnos a este engaño”.

El portavoz de CHA recuerda que su grupo presentó una moción, que fue apoyada por el PP, en la que se solicitaba que para dar luz verde a este proyecto se esperara al año 2015 cuando termina el Plan de Sostenibilidad de la ciudad y se redactase uno nuevo para los próximos cinco años analizando y estudiando todas las necesidades, su urgencia y posible financiación. “Esta decisión tomada por el PSOE refleja una forma equivocada de hacer y actuar en política: empezar la casa por el tejado, sin consenso, sin análisis y sin financiación”.

Relación de Puestos de Trabajo

En la misma Junta de Gobierno el PSOE ha aprobado modificar la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Zaragoza, cosa a la que CHA se opone tajantemente. “En este caso esa modificación no cuenta con el consenso de quienes en el ayuntamiento representan a los sindicatos que a su vez velan por los trabajadores. Con esta decisión el PSOE se burla del derecho de los trabajadores municipales”, ha indicado Juan Martín.

El portavoz de CHA ha señalado que “esta modificación lo que es es una reducción encubierta de los puestos de trabajo municipales y que nadie se lleve a engaño: el menoscabo del trabajo público incide directa y negativamente en la calidad de los servicios públicos que estos trabajadores prestan”.