CHA lamenta la poca concreción del Convenio de Transición Justa de Andorra y reclama una apuesta decidida por la economía real de la zona

Spread the love

José Manuel Salvador, secretario territorial de CHA en las comarcas turolenses: “Hay que apoyar a las pequeñas empresas y atender a las necesidades más urgentes del territorio, como la pista minera entre Andorra y Ariño, la disponibilidad del recurso hídrico o el ramal ferroviario”

El secretario territorial de Chunta Aragonesista en las comarcas turolenses, José Manuel Salvador, ha lamentado la poca concreción del Convenio de Transición Justa para Andorra, anunciado este lunes por la Transición Ecológica, Teresa Ribera, una vez cerrada la concesión del Nudo Mudéjar a Endesa.

“Llevamos muchos años de promesas vacías y de insistir en un modelo para intentar atraer grandes empresas que, lamentablemente, no ha conseguido hasta ahora sus objetivos”, señala.

Salvador ha recordado que Chunta Aragonesista apuesta por “incidir en la economía real de la zona, apoyando a las pequeñas empresas y servicios existentes, con el objetivo de consolidar puestos de trabajo, crear nuevos y favorecer el relevo generacional”.

“El Convenio de Transición Justa debería atender a las necesidades más urgentes del territorio, como la adecuación de la pista minera entre Andorra y Ariño, la disponibilidad del recurso hídrico o el ramal ferroviario”, añade.

El secretario territorial de CHA cree que “es necesario velar por la mejora de la calidad de infraestructuras y dejar atrás ese círculo vicioso de búsqueda de grandes empresas que siempre acaba en fiasco”.

“Debemos apostar por lo pequeño, por la economía real, por empresas agroalimentarias y de servicios pegadas al territorio para consolidar la estructura actual en Andorra y comarca”, ha advertido Salvador, quien asegura que “ese dinero estará mejor invertido así que persiguiendo grandes expectativas, de las que hasta el momento se han cumplido muy pocas”.

Finalmente, José Manuel Salvador ve fundamental que esto no se quede en buenas intenciones un aluvión de empleo temporal. “Este territorio necesita estabilidad y futuro. Existe una deuda histórica con la zona que ya es hora de que se empiece a saldar” ha reclamado.