CHA muestra su apoyo con la huelga de hambre de David Grosclaude y le visitará la próxima semana

Spread the love

David Grosclaude, Consejero Regional occitano de Aquitania, delegado para las lenguas regionales, ha comenzado este miércoles 27 de mayo una huelga de hambre encerrado en el edificio del Consejo Regional de Aquitania en Burdeos. La causa: el desprecio a la lengua occitana del gobierno francés, lengua que se encuentra en grave peligro de extinción según la UNESCO.

En las últimas semanas, el gobierno reformó el sistema educativo. El resultado es que las lenguas regionales ya no se enseñarán a partir de la segunda etapa de la enseñanza primaria (a la edad de 11 años). Esto se suma a la falta de puestos de enseñanza en las escuelas públicas o asociativas (llamadas en Occitania “Calandretas”).

Las autoridades locales han llevado a cabo acciones en favor del occitano (educación, medios de comunicación, cultura). Ambas regiones (Aquitania y Midi-Pyrénées) votaron en junio de 2014 para aunar sus esfuerzos a través de una Oficina Pública de la Lengua Occitana, algo que ya existía para el vasco y el bretón, pero en esta ocasión el Estado no ha validado la decisión de estas regiones.

Francia defiende la diversidad a nivel internacional, pero no en su territorio. Se niega a ratificar la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias.

El Partido Occitano apoya a David Grosclaude y quiere ampliar el número de apoyos. Lamentan el bloqueo sistemático del gobierno central a las iniciativas destinadas a establecer la dignidad, la legitimidad y el reconocimiento de la lengua y la cultura occitana: “Estamos cansados de ser menospreciados”.