CHA reclama inversión para las autovías en Aragón

Spread the love

CHA ha denunciado hoy en Jaca la situación de abandono de las autovías en Aragón tomando como ejemplo las obras inacabadas de la A-21. Juan Martín, secretario general de CHA, recuerda que “en cuarenta años de democracia, hay diez autovías aragonesas y ninguna está completa”.

Juan Martín recuerda que esta situación se debe a una discriminación continua de los gobiernos centrales con Aragón y es responsabilidad también de la nula capacidad reivindicativa de los partidos que han formado gobiernos en Aragón. Explica que “hay algunas que no han empezado, otras que llevan atascadas años esperando su terminación definitiva, otras intermitentes con tramos construidos y otros no…”.

Para el secretario general de CHA esta situación “limita la capacidad de desarrollo económico y social en Aragón y supone un peligro añadido a la seguridad vial de quienes circulan por ellas”. Además, las soluciones planteadas en algunos tramos, como la liberación de peajes en la AP-2 y la AP-68 en los tramos paralelos, “tienen un coste adicional para el Gobierno de Aragón que comparte los gastos que genera bonificar los peajes”.

    • La A-2 entre Madrid y Barcelona solo tiene un tramo sin desdoblar y está en Aragón: Pina-Fraga
    • La A-14 que comunicaría el valle del Ebro con el Pirineo todavía no ha comenzado ni siquiera las obras en el tramo aragonés que vertebraría las comarcas orientales de Aragón
    • La A-15, en el pequeño tramo que comunica Medinacelli-Soria con Tudela, también está pendiente
    • La A-21 la autovía del Pirineo está concluida en su tramo navarro pero no en el aragonés, forma parte del trazado Pamplona-Huesca-Lleida de manera conjunta con A-23 y A-22 La A-22, es un pequeño tramo el que falta para conectar con Lleida, se trata de Huesca-Siétamo
    • La A-23, o la “autovía intermitente” que conectaría Huesca con Sabiñánigo, tiene tramos en construcción, otros concluidos y otros que ni siquiera han comenzado las obras
    • La A-24 , la conexión entre Daroca y Calatayud, que tampoco ha comenzado las obras La A-40, prevista para unir Teruel con Cuenca y Madrid también sigue esperando declaración impacto ambiental
    • La A-68, en su tramo oeste, Mallén y Figueruelas y en su tramo este El Burgo-Alcañiz-Mediterráneo que tampoco han comenzado las obras
    • La conexión entre A-2 y A-23, entre Monreal del Campo y Alcolea del Pinar que tampoco ha comenzado las obras.