CHA reclama soluciones reales y urgentes para los agricultores y ganaderos aragoneses afectados por el veto ruso

Spread the love

CHA considera que, en su momento, se tomaron decisiones de política exterior sin tener en cuenta las repercusiones directas e inmediatas en los agricultores y, por tanto, sin aplicar medidas compensatorias a los afectados ante el problema que se estaba generando.

Miguel Martínez Tomey considera que, en el caso del veto ruso, que lleva prácticamente un año ya afectando a los productores agrícolas y ganaderos aragoneses al frenar las exportaciones, la UE es quien debería asumir “las consecuencias de su política exterior e indemnizar , en tiempo y forma adecuada, a estos agricultores”.

El responsable de asuntos europeos de CHA recuerda que “los trabajadores/as y las empresas europeas no son responsables de las controversias internacionales que dan paso a las sanciones a pesar de que directamente sufren sus efectos negativos”. Por eso es necesario que, “en las previsiones presupuestarias existan ya unas partidas destinadas a compensar estas pérdidas, modificando, si es preciso, el actual presupuesto e incluyendo también las correspondientes partidas para el año 2016, aclara Miguel Martínez Tomey.

En esta situación consideramos necesario que el próximo Gobierno de Aragón sea capaz de reivindicar y liderar estas demandas tanto ante el Gobierno del Estado como ante las instituciones europeas.