Noticias

Comunicación

07/04/2019

Un nuevo Parlamento Europeo, con más "conciencia verde", será decisivo para reclamar a la Comisión que el Gobierno de España no compre más energía contaminante a Marruecos

Miguel Martínez Tomey, responsable de Asuntos europeos de CHA y candidato a las elecciones europeas: "El medio ambiente no tiene fronteras. Si se quiere ser coherente aquí, en Aragón, con decisiones que suponen un sacrificio, no compensado con las cuencas mineras, hay que serlo en cualquier momento y con cualquier territorio".

La noticia de la importación masiva de energía contaminante a Marruecos supone un nuevo ejemplo de las políticas con "doble vara de medir" en cuanto a las decisiones ambientales se refiere. 

"Estamos ante una aplicación del popular dicho sobre la ley del embudo en la que siempre pierde Aragón. Exigencias ambientales aquí y puertas abiertas fuera en defensa de los intereses puramente comerciales de las grandes compañías eléctricas que van a abandonar a su suerte a nuestras comarcas mineras después de llevarse los beneficios", explica el Responsable de Asuntos Europeos de CHA, y candidato a las elecciones europeas del próximo mes de mayo de 2019, Miguel Martínez Tomey. 

"Por este motivo también es importante que el próximo mes el nuevo Parlamento Europeo que se constituya, tras la votación ciudadana, cuente con más peso político de más partidos con criterios ecologistas y sensibilidad territorial". "Por este motivo nos comprometemos a seguir trabajando en esta línea, revisando estas actuaciones, denunciando sus incoherencias y proponiendo que la UE se implique con las zonas afectadas por el cierre de las centrales térmicas, como es el caso de las comarcas mineras aragonesas". "Necesita un plan, con fondos y dotaciones de todas las administraciones públicas implicadas porque necesitan una alternativa económica de manera urgente", concluye Tomey.


Galería