Noticias

Comunicación

29/03/2021

CHA pide a la Comarca de La Litera/La Llitera que impulse el compostaje doméstico

CHA pide a la Comarca de La Litera/La Llitera que impulse el compostaje doméstico

Para Fernando Marqués, presidente de CHA-La Litera/La Llitera, “es necesario extender esta sostenible iniciativa a todos los municipios y al mayor número de hogares, y la institución comarcal es quien debe de liderar este proceso, no hay que olvidar que nuestro carácter rural facilitará la instalación de los composteros, estando seguros de que será un rotundo éxito si se lleva a cabo”

El compostaje doméstico es un hábito arraigado en los países del Norte y Centro de Europa, aunque cada vez está más presente en Aragón, a través de campañas impulsadas por ayuntamientos y comarcas.

Una campaña de compostaje debe comenzar por sensibilizar e informar a la población, distribuyendo a todas las familias interesadas compostadoras domésticas y el resto de materiales necesarios para su manejo, realizando revisiones y seguimientos anuales del proceso.

Municipios de nuestra comarca como el de Binéfar incluso cuentan con una planta de compostaje, u otros como Azanuy tienen experiencia en el compostaje domiciliario, pero a nuestro entender es necesario extender esta sostenible iniciativa a todos los municipios y al mayor número de hogares de  La Litera/La Llitera, y la institución comarcal es quien debe de liderar este proceso. “No hay que olvidar que nuestro carácter rural facilitará la instalación de los composteros en la mayor parte de los hogares, estando seguros que será un rotundo éxito si se lleva a cabo”, explica Fernando Marqués, presidente de CHA-La Litera/La Llitera.

Compostar significa someter los residuos orgánicos a un proceso de descomposición aerobia controlada del que resulta una sustancia orgánica rica en minerales, nutrientes y microorganismos, el composta. Es la versión acelerada del proceso de descomposición que en la naturaleza da lugar al humus, responsable de la riqueza de nutrientes, la correcta absorción de la luz y la humedad, la aireación y el drenaje de los suelos, es decir, de su calidad.

El compostaje domestico es una iniciativa destinada a la reducción y recuperación de residuos orgánicos, un 40 % del total, a través de un sistema de autogestión básica de los biorresiduos. La fabricación de composta en el domicilio a partir de restos vegetales del jardín o de la huerta y de restos de alimentos vegetales generados en el hogar, es un proceso sostenible y respetuoso con el medio ambiente, para obtener un compost natural y de calidad para su uso en jardines y huertos. Su principal ventaja se centra en que es una práctica cómoda y ecológica que reduce el peso y volumen de los residuos orgánicos, proporcionando un abono natural de excelente calidad que sustituye a los abonos químicos, cerrando el ciclo del jardín o la huerta y recuperando nutrientes para las plantas, y además ahorra agua de riego. El compostaje que se obtiene es de mayor calidad que el que se obtiene en las estercoleras tradicionales y elimina de paso gran cantidad de los residuos que se generan en los hogares.

“Por todas estas razones hemos registrado la propuesta para que como están llevando a cabo otras comarcas desde La Litera/La Llitera también se impulse este proceso de sostenibilidad”, ha concluido Fernando Marqués.

Galería