Noticias

Comunicación

10/04/2021

CHA lamenta que el Gobierno de España no se comprometa a prorrogar la suspensión de las reglas fiscales hasta 2022

CHA lamenta que el Gobierno de España no se comprometa a prorrogar la suspensión de las reglas fiscales hasta 2022

Miguel Jaime, secretario de Política Local de CHA: “Esta medida permitiría a los ayuntamientos utilizar la totalidad de los remanentes acumulados en años anteriores y que se encontraban bloqueados”.

El secretario de Política Local de Chunta Aragonesista, Miguel Jaime, ha lamentado la respuesta del Gobierno de España a la iniciativa presentada en el Senado a través de Carles Mulet, senador de Compromís, para reclamar la prórroga hasta 2022 de la suspensión de las reglas fiscales para los ayuntamientos de todo el Estado. 


“Seguiremos insistiendo, porque entendemos que la recuperación económica de esta crisis también pasa por utilizar las posibilidades de los ayuntamientos”, ha señalado Jaime, quien indica que “la prórroga de la suspensión es fundamental para permitir a las corporaciones locales contribuir con sus recursos a la lucha contra la crisis social y económica provocada por la pandemia”.


Chunta Aragonesista presentó esta iniciativa en febrero, tras una reunión de todos los alcaldes y alcaldesas de CHA, en la que los ediles mostraron su preocupación por la escasez de tiempo del que disponen para poder invertir sus remanentes.


El secretario de Política Local de CHA señaló que la decisión de suspender las reglas fiscales para 2020 y 2021 fue adoptada por el Gobierno en el último trimestre del pasado año, por lo que dejó un plazo de menos de quince meses para poder llevar a cabo todos los trámites necesarios, desde la incorporación de los remanentes al presupuesto hasta la ejecución de las inversiones, pasando por las fases administrativas previas de redacción de proyectos y contratación, algo que para las entidades más pequeñas puede ser “misión imposible”. 


“Esta ampliación permitiría a los ayuntamientos poder utilizar con garantías y sin prisas la totalidad de los remanentes acumulados en años anteriores, y que se encontraban bloqueados”, explicó Jaime, algo que es posible al quedar sin efecto los objetivos de estabilidad y de deuda pública, y no aplicar la regla de gasto en este periodo.


Los remanentes que tienen retenidos las corporaciones locales aragonesas suponen una cantidad aproximada a los 600 millones de euros, que ahora están siendo liberados para ser invertidos en las necesidades que cada municipio estima, algo que Jaime señala como “muy positivo tanto para las grandes poblaciones como para los pequeños consistorios del medio rural, que están recuperando en buena parte su autonomía local”.


Miguel Jaime concluye que “lamentablemente la evolución de la pandemia nos conduce a pensar que en 2022 seguirán existiendo necesidades y demandas sociales, por lo que los ayuntamientos, como entidad más cercana a la ciudadanía, volverán a ser una pieza fundamental para llevar a cabo proyectos que puedan reactivar la actividad económica e impulsar el bienestar social de sus vecinos y vecinas”.

Galería