Opinión

Ángela Labordeta de Grandes

Ángela Labordeta de Grandes

Sí quiero

Cuando pronunciamos estas dos palabras tan contundentes como recíprocas nos estamos comprometiendo con algo o con alguien. He adquirido varios compromisos a lo largo de mi vida y uno, quizá el más extrañamente hermoso y doloroso, fue hace ya casi dos décadas con Chunta Aragonesista. La vida de los p

Ángela Labordeta de Grandes

Mi carta al mundo, que jamás me ha escrito

Emily Dickinson. La Ternura del dragón. Tony Morrison. La música del azar. Rosa Chacel. Bomarzo. Natalia Ginzburg. Madame Bovary… Acabo de hacer un ejercicio conciso que a lo largo de los siglos no ha hecho la historia y que consiste en visibilizar el nombre de las mujeres escritoras y tras un títul

Ángela Labordeta de Grandes

Palabras nuevas

De niños aprendemos a sumar y pronto sabemos que uno más uno es dos y que dos más dos son cuatro y así sucesivamente. Luego nos hacemos mayores y entendemos que en ocasiones uno más uno no es dos, porque en cuanto esa suma la trasladamos al género humano, pronto comprendemos que uno más uno no es si

Ángela Labordeta de Grandes

El enigma de la centralidad

En esto que algunos han dado en llamar la necesidad de formar gobiernos basados en la centralidad cabe todo: cabe que un partido defensor de los fueros en Navarra se alíe con un partido como Ciudadanos que quiere, ante todo, hacer de España una España más fuerte con menos autogobierno y muy lejos de

Ángela Labordeta de Grandes

La retórica del amor

Ha viajado para verte. Se ha sepultado en pueblos sin luz para verte y por verte casi pierde la vida. No sabe si te ha amado, pero por ti ha recorrido distancias interminables sobre estepas heladas y lo volvería a hacer. Dicen que eso es la retórica del amor: perseguir un sueño que tiene forma endia

Galería