Opinión

Comunicación

18/12/2019

Haciendo política con mayúsculas

Rafa Guardia Maza

Por Rafa Guardia Maza

Concejal en el Ayuntamiento de Caspe y consejero en la comarca del Bajo Aragón-Caspe/Baix Aragó-Casp

El 26 de mayo, los caspolinos y las caspolinas nos dieron la oportunidad de participar en el gobierno, siendo nosotros la llave de la gobernabilidad con dos concejales. Desde el ligallo de Caspe se decidieron las condiciones para formar este gobierno. Entrar a formar parte de un gobierno es siempre una decisión difícil de tomar, pero, aun así, entramos siendo conscientes de lo que implica y asumiendo áreas tan importantes como Agricultura, ganadería y medio ambiente, y Cultura, participación y memoria histórica, además de la primera y la tercera tenencias de alcaldía. 

Un servidor, que lleva ya unos cuantos años participando en asociaciones, entidades y en política local, en su momento tuve mis dudas si las decisiones tomadas eran las mejores y, después de siete meses, puedo decir que sí, especialmente después de ver cómo están actuando en momentos puntuales como oposición, y en comarca como gobierno, algunas personas que solo piensan en su interés personal y se dedican a hacer oposición de manera destructiva y despectiva que en momentos se hace desagradable. 

En este escrito me quiero quedar con lo positivo y explicar una pequeña parte del trabajo realizado. Los primeros meses nos hemos dedicado, y continuaremos en esa línea, a reunirnos y escuchar a vecinos, entidades, asociaciones y colectivos de todo tipo. También hemos dedicado nuestros esfuerzos a solucionar cuestiones que estaban pendientes y a poner en marcha nuevas propuestas con las limitaciones lógicas al ejecutar presupuestos de un año que ya finaliza. Afrontar situaciones como la de la escuela de música, el inicio de las mejoras en el cine Goya (climatización, equipo de sonido, grifería, butacas, etc.), sacar los pliegos para el sellado de la escombrera y búsqueda de soluciones para la gestión de residuos, actuaciones en caminos municipales, siempre mirando de llegar al máximo de usuarios, participando en reuniones para continuar con los PBAs y regadíos sociales que han estado atascados durante años. Se han mantenido, igualmente, reuniones para solucionar el problema de las fillolas de riego que pasan por el pueblo (ya se está actuando) y como esto, un largo etcétera. 

Nadie dijo que esto iba a ser fácil, pero ésta va a ser nuestra manera de hacer política los próximos años. Con ella nos comprometimos y con ella continuaremos.


Galería