Opinión

Comunicación

11/03/2020

Por fin

Carmen Olague Angosto

Por Carmen Olague Angosto

CHA-Montoro de Mezquita

Por fin después de más de dos décadas han terminado las obras de acondicionamiento y mejoras de la carretera A – 1702 desde Venta de la Pintada a Cuarto Pelado. 

Por fin después de tantos años de espera y paciencia podemos decir que somos ciudadanos de primera en lo que se refiere a esta carretera. 

Por fin la A -1072 se puede vestir de gala y presumir de ser una carretera «slow drive» «La Ruta del Silencio» que recorre dos Comarcas: Andorra Sierra de Arcos y Maestrazgo. El conductor puede acercarse a tres de los cuatro Monumentos Naturales que tiene la provincia de Teruel (Puente Natural Fonseca, Órganos de Montoro y Nacimiento del río Pitarque) sin sufrir una verdadera tortura al volante, no por las curvas que tenía la carretera, pues estamos en zona de montaña y son inevitables, sino por la anchura, el peralte y el firme que tenía hasta hace pocos días. Así mismo puede descubrir también bellos rincones en la ruta como: Las Calderas de Gargallo, La Caleja del Huergo en Ejulve, Las Pasarelas de Valloré en Montoro de Mezquita, el Pozo del Invierno en Villarluengo, el río de la Cañada en Cañada de Benatanduz o el Cuarto Pelado en Cantavieja. 

Por fin hay más posibilidades de que vengan más personas a disfrutar del bonito Mirador en el » Puerto de Los Degollados» junto a la figura de «Silencioso». 

Ahora esperemos que las administraciones competentes sigan las misma tónica de tener a los habitantes de éstas sierras como ciudadanos de primera y empiecen urgentemente a arreglar nos otras carreteras en pro de un mejor desarrollo y calidad de vida. Resulta incomprensible a éstas alturas tener todavía carreteras, casi carriles bic,i como la de Pitarque o Montoro de Mezquita, con el importante tránsito que tienen para ver dos de las rutas más espectaculares de la provincia; al igual que la que sale de Pitarque a Aliaga, la de Ladruñàn, la de «Collado frío » a Cuevas de Cañart, la de Tronchón, y así podría seguir una larga lista.


Galería