Opinión

Comunicación

18/04/2020

Las personas autónomas, ante el nuevo modelo productivo en Aragón

Joaquín Palacin Eltoro

Por Joaquín Palacin Eltoro

Presidente de CHA y portavoz en las Cortes de Aragón

La urgencia en estos tiempos es atender la emergencia sanitaria, evitar su propagación y doblegar esa "maldita curva" que ha impregnado toda esta primavera llenando de desconsuelo por más que Dante Alighieri nos legara su "quien sabe de dolor todo lo sabe". 

Si la prioridad inmediata es atajar esta pandemia, provocada por el virus del COVID19, también consideramos que es el momento de comenzar a trazar una nueva "hoja de ruta" y abordar un plan social y económico para "el día después" que nos permite reactivar La economía sin que nadie se quede atrás. 

Tiene que ser, afectado, un programa consensuado, experimentado, rápido y revisable para poder adaptarlo con eficacia a las nuevas realidades que en todos los límites nos va a tocar vivir.Hablamos de novedades porque el modelo productivo va a cambiar y tenemos que ser cambiado de que el nuestro, el aragonés, no es el de las empresas del Ibex-35. Nuestro sustento está, por empleo y aportación a nuestro producto interior, en las pymes y autónomos. La actividad económica de ambos sectores será tan esencial como las que ahora están decretadas en el "estado de alarma" actual, máximo por el papel clave que tendrá en cuanto a la población en las comarcas aragonesas. 

Por este motivo y con el ánimo de contribuir a aportar soluciones ya estamos planteando públicamente una serie de medidas, a las que transferimos a las diversas instituciones públicas implicadas, centradas específicas en este ámbito del autónomo y autónoma.

La propuesta de Chunta Aragonesista incluye cuatro grandes ejes controlados tanto en ayudas directas como en compensaciones salariales, cancelaciones de modificaciones deudas en prestaciones y pago de alquileres comerciales, además de un apoyo en aval complementario para créditos ICO. 

Desglosamos el contenido de las mismas: 

En primer lugar, proponemos una ayuda directa para compensar los autónomos que están facturando una cantidad inferior al 70% de su base reguladora o SMI, descontados gastos, con una ayuda al menos por el importe de la cuota de autónomos, y que complementaría a la puesta en marcha por el Estado. Queremos garantizarnos de estas personas, obligados a suspender su actividad por fuerza mayor o por una gran pérdida de ingresos, percibir una cantidad digna.

Otra de nuestras líneas consiste en una ayuda directa, en este caso para personas autónomas que trabajan y cotizan, pero esas deudas en cotizaciones no les permiten acceder a la entrega extraordinaria ni suspender el pago de cuotas. La normativa impide que estas personas accedan a las ayudas si no cancelan la deuda, lo que puede generar una vez un aumento de la misma. Es preciso estudiar cada situación concreta para conocer las causas y concederles una ayuda específica, si ha sido por culpa de malos resultados como consecuencia del COVID-19.

Igualmente se propone una tercera línea con ayudas directas para el pago de alquileres de locales o naves comerciales correspondientes a autónomos, mypes o pymes en las situaciones anteriores y que no hayan obtenido las condiciones de su contrato, aunque se han visto obligados a cerrar. Finalmente plantear la posibilidad de ampliar el aval público del 80% para los créditos ICO con un aval complementario para las personas autónomas con mayor dificultad para acceder a uno por considerar el banco que su nivel de riesgo es mayor. Hay que facilitar que estos créditos lleguen a quien necesite.

Todas estas medidas, junto con otras que en diferentes variaciones sociales y económicas iremos planteado, formarán parte de las aportaciones que desde el aragonesismo de izquierdas iremos trasladando para abordar en mejores condiciones el triple reto, sanitario, social y económico, al que, esperemos más pronto que tarde, nos enfrentaremos a la conclusión del estado de alarma vigente.


Galería