Opinión

Comunicación

20/04/2020

Confinados e incomunicados

Carmen Olague Angosto

Por Carmen Olague Angosto

CHA-Montoro de Mezquita


En Montoro de Mezquita estuvimos la semana pasada, además de confinados, como todos, incomunicados durante seis días. 

Una vez más las cosas que están mal hechas solo pueden terminar mal. 

Además de la dureza que sufrimos todos por este largo pero necesario confinamiento; los vecinos del pequeño pueblo de Montoro de Mezquita, algunas masías y gran parte del trayecto de la Ruta del Silencio, hemos estado durante seis largos días incomunicados vía teléfono, sin datos y sin conexión a internet; por tanto cualquier urgencia seria que hubiéramos podido tener, habría terminado en tragedia porque no podríamos avisar a nadie, además no podríamos saber cómo estaba la situación de nuestros familiares y amigos; y los que tienen que hacer o entregar trabajos por internet no pueden cumplir los objetivos. 

Toda esta parte del Maestrazgo y una parte también de la Comarca de Andorra Sierra de Arcos tienen la cobertura con un repetidor que se encuentra situado en el paraje conocido como Órganos. Es un repetidor en sus comienzos funcionó con un grupo electrógeno, pero di muchos problemas debidos a la gran cantidad de kilómetros por pista en estado de regular a mal que tiene que hacer el camión para repostar ya que se le suma los días de nieve o lluvia. La pista es completamente impracticable. Por tanto, ante las dificultades reclamaciones, optado porque se abastece con placas solares, siendo un éxito en cuanto a la normalización del servicio; pero el vendaval de este invierno se llevó parte de las placas y volvimos a la precariedad del grupo electrógeno, entendiendo que era una solución temporal. 

Durante estos seis días hemos contactado con el apoyo y la preocupación del Ayuntamiento de Ejulve y el de Villarluengo, la Comarca del Maestrazgo y la Dirección General de Ordenación del Territorio, gracias a todas las gestiones que han estado haciendo todos y cada uno de ellos volvemos a estar otra vez comunicados con el mundo. 

Esperemos que la compañía resuelva la precariedad de la instalación y repare de nuevo las placas dañadas y volver a tener una buena cobertura para dar servicio decente a los que seguimos queriendo vivir en estas sierras y también al gran número de turistas que volverán a recorrer bellos parajes como por ejemplo las pasarelas de Valloré. gracias a todas las gestiones que han estado haciendo todos y cada uno de ellos volvemos a estar otra vez comunicados con el mundo. 


Galería