Opinión

Comunicación

22/04/2020

Cuando lo digital no es suficiente

Rafael Lumbreras Ortega

Por Rafael Lumbreras Ortega

Teniente de Alcalde de Caspe y concejal de Cultura y Participación Ciudadana

Tiempos difíciles son los que nos están tocando vivir, llenos de carencias e incertidumbres. Una de estas carencias, se está cebando de forma especial en la formación intelectual, afectando a un amplio espectro de la población. 

De todos es sabido, que independientemente del grado o la formación que uno esté cursando (educación infantil, primaria, secundaria, bachiller, formación universitaria, educación adultos, cualquier formación que se imparta en un centro público) es imprescindible tener apuntes o trabajos impresos en papel. 

Para cubrir esta deficiencia, los que estamos al frente del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Caspe, hemos querido aportar nuestro granito de arena para intentar paliar y hacer más llevadero el confinamiento, y hemos puesto en marcha una iniciativa que ha tenido buena acogida por parte de nuestros vecinos. 

Dicha iniciativa consiste en poner una disposición de nuestros estudiantes gratuitamente, las máquinas de impresión que dispone el Ayuntamiento de Caspe en la biblioteca municipal, así como las de los centros de educación primaria, de esta manera cualquier trabajo, fotocopia, etc., que necesiten lo tendrán en su casa gracias a la colaboración de Correos, que colabora de forma desinteresada en el reparto de los mismos. Porque para nosotros, la formación de nuestros estudiantes y ciudadanos es fundamental y no queremos que, por falta de medios, ningún niño o joven se quede atrás.

Todos somos conscientes de que el estado de alarma nos ha trastocado el sistema de vida, hemos tenido que reinventarnos y buscar soluciones en tiempo récord, y los días están demostrando que de esta situación solo se puede salir si remamos todos en la misma dirección, aquí estamos todos en el mismo barco y la solidaridad ha quedado manifiesta, un ejemplo son los voluntarios de todo tipo. Haciendo mascarillas, pantallas faciales, batas, desinfectando, profesionales poniendo sus vehículos y maquinaria de forma desinteresada, empresas poniendo a disposición su flota para apoyo logístico y donando epis, y lo más importante, la mentalización de la gente ante esta pandemia. 

Gracias a todos por vuestra colaboración, seguiremos trabajando con sentido común, donde las políticas sociales imperen y en un Ayuntamiento, donde todo el pueblo caspolino se vea representado. No me queda más que deciros que os quedéis en casa, que no salgan más que lo imprescindible, y que esto se acabe pronto. 


Galería