Opinión

Comunicación

28/05/2020

Veinticinco años, por un futuro de derechos y libertades

Joaquín Palacin Eltoro

Por Joaquín Palacin Eltoro

Presidente de CHA y portavoz en las Cortes de Aragón

El 28 de mayo se cumplen veinticinco años de las elecciones a las Cortes de Aragón que permitieron al aragonesismo de izquierdas obtener, por primera vez en su historia, representación en el Palacio de la Aljafería.

Un soplo de aire fresco y dignidad en la convulsa historia de la política aragonesa que, por aquel entonces, había sufrido lamentables episodios de transfuguismo político (denigrantes para los valores de la democracia) y tenía la amenaza cierta de los recortes a nuestra capacidad de autogobierno (los acuerdos PP y PSOE nos querían relegar nuevamente al “vagón de cola”). Sin olvidar los intentos de un nuevo trasvase – expolio del Ebro, con Borrell primero y Matas después.

Una nueva generación de jóvenes quiso “rebelarse contra ese viento”, tratando de quebrar esa dinámica que nos llevaba “camino de nada “, aportando a la política aragonesa todo su tiempo, su saber y conocimientos en un trabajo tan constante como humilde, con una irreductible honradez y un amor entusiasta por nuestro país.

Hacía falta dignificar Aragón y los valores de la izquierda. Desde aquel momento hasta la fecha esos calificativos conforman, con los errores y aciertos cometidos, una línea continua en nuestra labor política que, independientemente de las personas que ocupasen los escaños en el Palacio de la Aljafería, siempre hemos tratado de mantener. Desde entonces hasta ahora nuevas palabras y renovados conceptos resonaron con fuerza en nuestro hemiciclo, tratando de acabar con los “cómplices silencios” de quienes ni creían entonces ni confían ahora en las posibilidades de nuestro país.

Se escucharon y se oyen en los plenos, en las comisiones de la Cortes de Aragón todas nuestras demandas y propuestas: Los actualización de los Derechos Históricos, la demanda por el pleno autogobierno, la protección de la montaña y de nuestros ríos, las luchas por la justicia social, la reivindicación por la igualdad LGTBI, el necesario empleo digno, el feminismo imprescindible, la reapertura del Canfranc (como ejemplo de todas las infraestructuras que aún necesitamos), la defensa de nuestros recursos naturales, la revitalización de nuestras comarcas para que la juventud tenga futuro en sus pueblos y ciudades , la dignificación de nuestras lenguas, los servicios públicos sanitarios y educativos de calidad, una Zaragoza como la capital de su país, la recuperación del patrimonio histórico-artístico aragonés, un futuro para el sector agrícola y ganadero y con él nuestra apuesta por el medio rural, la implantación de las nuevas tecnologías, la necesidad de una sociedad más inclusiva, nuestro orgullo como pueblo, frente los que nos niegan el derecho a ser y existir...

Valores a modo de “engranajes de la cadena” para nuestra trayectoria política con cinco legislaturas en la oposición y dos, contando con la actual, como grupo parlamentario que apoya al Gobierno de Aragón. Vendrán nuevos periodos, con nuevas personas que serán la voz y el voto del aragonesismo de izquierdas en las Cortes y podrán disponer de todo este enorme bagaje aportado, de este caudal político acumulado en las miles de intervenciones e iniciativas presentadas en este periodo.​

Por este motivo quisiera dar las gracias públicamente, como actual Portavoz del Grupo Parlamentario de CHA en las Cortes de Aragón, a todas y cada una de las compañeras y compañeros que formaron parte en su día, durante más o menos tiempo, de esta representación política: Chesús Yuste, Bizén Fuster, José Antonio Acero, Yolanda Echeverría, Gonzalo González, Nieves Ibeas, Pedro Lobera, Ángel Sánchez, Salvador Ariste, Gregorio Briz, José Luis Soro; las dos mujeres con las que ahora conformamos el Grupo Parlamentario de CHA en las Cortes de Aragón, Isabel Lasobras y Carmen Martínez Romances, y finalmente dos personas a las que quisiera dedicar un especial recuerdo. Magníficos e irrepetibles diputados que nos dejaron, pero cuyo legado de honestidad, compromiso y amor por este país permanece. Estoy seguro que si somos capaces de recogerlo el futuro será aragonés. Gracias por tanto, gracias por todo a Chesús Bernal y a José Antonio Labordeta.

Son y somos la representación más visible de estos veinticinco ininterrumpidos años de andadura parlamentaria. A nuestro lado porque no sería justo decir que estuvieron o están detrás quiero recordar y agradecer también a todas las personas que han colaborado en este trabajo político: En primer lugar a todo el personal administrativo, jurídico, periodistas, coordinadores del grupo parlamentario en las Cortes de Aragón, a simpatizantes y militancia de CHA en todas las redoladas aragonesas; a las personas que a título individual o formando parte de colectivos y asociaciones también nos transmiten sus propuestas, quejas y sus reivindicaciones para trasladarlas directamente al parlamento, haciendo país y democracia. El proyecto político, el de CHA, está, así tiene que seguir estando, por encima de las personas pero éstas son las que lo hacen realidad día a día.

Redactando estas líneas llega una noticia que confirma que las grandes y pequeñas luchas, cuando son justas, por mucho que se demoren en el tiempo, acaban ganándose. Tendremos un Biscarrués y una Galliguera viva, todo un ejemplo de lo que somos y queremos ser en la vida política aragonesa.

Y ahora queda lo que está por venir, lo que ha de suceder con el tiempo cuando logremos salir, sin dejar a nadie atrás, de esta crisis provocada por la pandemia Covid-19. Entonces trataremos de convertir en realidad las inolvidables palabras que nos dejó uno de los fundadores de CHA, tras abandonar el hemiciclo para volver a su actividad profesional: Cuidaremos y mimaremos las Cortes de Aragón, defenderemos su actividad, abogaremos por la representación pública y el parlamentarismo; trataremos de hacer más y mejor política para los nuevos tiempos, intentando ser los servidores y servidoras de aquellas personas por las que fuimos elegidos y elegidas. Articularemos, en definitiva, toda nuestro acción, desde el aragonesismo de izquierdas, para disponer de un futuro mejor, de una hermosa mañana plena de derechos y libertades.

Joaquín Palacín, Presidente de CHA y Portavoz del Grupo Parlamentario de CHA en las Cortes de Aragón.



Galería